SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Mercenarios Digitales

Desde hace más de cien años, desde que existen los medios periodísticos masivos, ha habido expertos en comunicación política. Empresas y consultores que asesoran candidatos para ayudarles a presentar sus …

Desde hace más de cien años, desde que existen los medios periodísticos masivos, ha habido expertos en comunicación política. Empresas y consultores que asesoran candidatos para ayudarles a presentar sus ideas con eficacia, ser más atractivos y carismáticos, pronunciar lemas pegajosos, interpretar los sentimientos de los ciudadanos y conectar con ellos para cautivar su voto. También les han dado a los gobiernos estrategias de información para manejar crisis o para ganar guerras. 

La era digital potenció a estos consultores y muchos de ellos, ante el rezago de los estados para regular estos nuevos poderes y proteger al ciudadano del abuso digital, ensancharon la ética de la profesión a nuevos límites.  

Ahora pueden comprar o aspirar, a través de apps atractivas o de servicio público, los datos privados de cualquier ciudadana sin que ésta se entere y usarla para diseñarle mensajes que le lleguen alma. Apelan a los temores de otro ciudadano instándolo a que circule mensajes de advertencia de supuestos peligros entre amigos y familiares para hacerlos más creíbles. Pueden fabricar a millones de opinadores falsos en redes sociales para que den la impresión de mayorías en su favor (trolles) y, de paso, le trazan así la agenda a los medios periodísticos clásicos. Crean centenares de medios digitales en simultánea que actúan en coro para alabar al cliente y atacar al enemigo. 

Con estas tácticas reviven una arma de la política medieval, la cizaña, porque saben que los algoritmos de las mega plataformas Meta (Facebook) y Twitter premian los contenidos que mayor y más encendida reacción produzcan. El miedo y el odio están ahí entre los ciudadanos, como gasolina regada en una calle, los “estrategas” de la comunicación solo encienden la mecha. Sus engranajes de relojería funcionan tras cada grito. 

Una alianza transfronteriza y colaborativa de medios, organizaciones y estudiantes universitarios de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, España, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela, con la coordinación del Centro Latinoamericano de Investigación Periodística (CLIP), investigó el nuevo mundo de los Mercenarios Digitales. Develamos muchos de sus trucos con los que intentan jalar de la nariz a millones de ciudadanos al toldo político de sus clientes, sean candidatos, partidos o gobiernos.
Les contamos quienes son estos Manipuladores transnacionales


Capítulo 1. Manipuladores trasnacionales









Capítulo 2. Cómo opera la máquina de influencia








Capítulo 3. Puntos flojos de las plataformas





Capítulo 4. Agendas Políticas Engañosas







Quienes hicieron posible esta investigación:

CLIP

Coordinación general e investigación: Pablo Medina y José Luis Peñarredonda

Edición general: María Teresa Ronderos

Asesoría editorial: Giannina Segnini 

Edición e investigación: Juliana dal Piva, Ángela Cantador, Iván Ruiz y Ernesto Rivera

Gerencia: Emiliana García

Producción general: Luisa Fernanda López Arias

Tecnología y seguridad digital: Rigoberto Carvajal, Sairo Alemán, Armando mora y Jair Robelo

Audiencias y redes Sociales: José Luis Peñarredonda, Martha Irene Sánchez y Mayra Báez

Desarrollo web: Diego Arce

Línea gráfica e ilustraciones: Miguel Méndez

Realización de video: Luis Gabriel Morales

Animaciones:  Conejo Blanco!!

Los Aliados

Animal Político: Siboney Flores y Arturo Daen – México

Cazadores de Fake News: Adrián González Héctor Mazzarri y Kárlah Acosta – Venezuela

Contracorriente: Celia Pousset, Aldo Salgado y Jennifer Avila – Honduras

Cuestión Pública: Andrea Rincón, Valeria Báez, Camilo Vallejo Giraldo, LauraSofía Polanco, Heidy González, Sergio Retavisca y Natalia Gómez – Colombia

Confidencial – Nicaragua

ColombiaCheck: Alexander CamposColombia

CRHoy – Jimena Soto, Johel Solano, Erick Carvajal – Costa Rica

Chequeado: Manuel Tarricone y Martín Slipczuk – Argentina

DRFLab – EEUU

Factchequeado: Carjuan Cruz EEUU

El Surti: Maximiliano Manzoni y Juliana Quintana – Paraguay

Fundación Karisma – Colombia

GK: Isabela Ponce y Susana Roa Chejín – Ecuador

Interferencia: Hulda Miranda  y David Bolaños – Costa Rica

Interpreta Lab – Chile

LaBot: Francisca Skoknic e Ignacia Velasco – Chile

Laboratorio Ciudadano: Aldo Salgado y Nincy Perdomo – Honduras

La Diaria: Javier Revetria y Leandro Fernández – Uruguay

Lado B – Costa Rica

Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad: Eduardo Buendía y Emiliano Fernández – México

Ocote: José David López Vicente (investigación y texto) Carmen Quintela Babío (edición) y Óscar Donado (ilustración) – Guatemala

OjoPúblico: Gianfranco Huamán, Aramis Castro, Delsy Loyola y Nelly Luna Amancio (edición) – Perú

Agência Pública: Laura Scofield, Alice Maciel  y Natalia Viana (edición) – Brasil

República 18: José Cardoza – Nicaragua

UOL: Juliana Dal Piva, Gabriela Varella, Naomi Matsui, Leonardo Martins, Lúcia Valentim Rodrigues (Edición) – Brasil

Colombia: Ares Biescas

Bolivia: Carolina Méndez y Sabrina Lanza

MD_separador-sitio-web-A

Con apoyo financiero de Free Press Unlimited, el programa Redes contra el silencio (ASDI), Seattle International Foundation y Rockefeller Brothers Foundation

También te puede interesar

CONTAMOS LA
REALIDAD DESDE MIRADAS DIVERSAS

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

ENCUÉNTRANOS EN NUESTRAS REDES

La realidad
de maneras diversas,
directo a tu buzón.