SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Prófugo, Allan dos Santos monta empresa y crea nuevo “Terça Livre” en Estados Unidos

El bloguero bolsonarista está de gira por Estados Unidos y financia la desinformación con donaciones y monetización en Rumble y Locals

Por Laura Scofield (Agencia Pública), Mayara Teixeira y Annika Grosser (Universidad de Columbia) Portada: Arte UOL Prófugo de la justicia brasileña en Estados Unidos, Allan dos Santos ha abierto una …

Por Laura Scofield (Agencia Pública), Mayara Teixeira y Annika Grosser (Universidad de Columbia)

Portada: Arte UOL

Prófugo de la justicia brasileña en Estados Unidos, Allan dos Santos ha abierto una empresa en el estado de Florida para revivir Terça Livre, el canal que le llevó a ser investigado por el Supremo Tribunal Federal (STF) como sospechoso de tener una organización criminal y haber cometido delitos contra la honra, incitación a crímenes, prejuicios y lavado de dinero.

La nueva empresa, “Artigo 220 Corp”, fue creada el 20 de octubre de 2021, al mismo tiempo que el ministro Alexandre de Moraes emitía, a petición de la Policía Federal (PF), una orden de detención preventiva contra el bloguero como parte de la investigación de las autoridades digitales.

En las publicaciones del bloguero, Artigo 220 se mezcla con Terça Livre, un proyecto que dirigió entre 2014 y 2021 para comentar acontecimientos políticos y con lo cual aprovecha para difundir mentiras. La iniciativa fue de las más exitosas de la ultraderecha: el canal de YouTube alcanzó 1,2 millones de suscriptores y el canal personal de Telegram de Allan fue récord de suscriptores y visualizaciones.

Hoy, Terça Livre y Artigo 220 se utilizan como sinónimos en las publicaciones y en la descripción del sitio web “Notícias Sem Máscara”, donde se publican los textos del bloguero desde enero. “Terça Livre/Artigo200 (sic) está vivo! El periodismo independiente no puede morir. Suscríbete para tener acceso completo al boletín. No te pierdas ni una actualización”, dice la descripción del proyecto, en portugués. El nombre del nuevo proyecto hace referencia a Mídia Sem Máscara, creado en 2002 por Olavo de Carvalho como “observatorio de prensa anticomunista”.

La primera página del sitio web de Notícias Sem Máscara conduce al boletín de Allan, que lleva el logotipo de Terça Livre en la parte superior y afirma tener más de 76.000 suscriptores. El sitio lleva al contenido de otro antiguo presentador de Terça Livre, Max Cardoso, que produce vídeos sobre “filosofía, teología, formación humana y cultura”.

s a través del boletín que Allan dos Santos continúa enviando sus “análisis políticos” a su audiencia, pidiendo donaciones y divulgando sus nuevos proyectos, como la “gira de conferencias” llamada “El camino hacia la libertad”, que comenzó el 8 de julio en Orlando, Florida. Las boletas para el primer evento de la gira se vendieron a 10 dólares. El logotipo de Terça Livre está presente en los carteles que publicitan la gira.

Según el perfil de LinkedIn de Artigo 220, que cuenta con apenas 61 seguidores, Allan es el presidente y único empleado de la empresa, definida como una “organización creada en Estados Unidos para defender a los brasileños amparados por el artículo 220 de la Constitución Federal brasileña”. Este artículo constitucional establece que “la expresión del pensamiento, la creación, la expresión y la información, en cualquier forma, proceso o vehículo, no sufrirán restricción alguna”.

La empresa fue abierta para actuar en “todos y cada uno de los negocios lícitos”, según un registro al que tuvo acceso Pública en asociación con UOL y otros 22 medios de comunicación latinoamericanos, así como cuatro organizaciones especializadas en investigación digital bajo el liderazgo del Centro Latinoamericano de Investigación Periodística (Clip).

La última actualización oficial del registro de la empresa fue el 29 de abril de este año, cuando Allan presentó el informe anual de la institución, documento que sirve para actualizar los datos y mantener activa la firma.

Los reporteros de Pública fueron hasta el lugar donde la empresa está registrada, la oficina de contabilidad y seguros USA Tax, administrada por brasileños y ubicada en la ciudad de Deerfield Beach, en el sur de Florida. El contable responsable de Artigo 220 dijo que se puso en contacto con el bloguero y éste no permitió que se compartiera su número de teléfono con el reportaje. Dejamos nuestros datos de contacto para los pasaran a Allan, pero no hubo respuesta.

La oficina donde está registrado Artigo 220 (Crédito: Laura Scofield/Agência Pública)

Allan dos Santos es objeto de dos investigaciones del STF: una sobre difusión de noticias falsas y otra sobre participación en milicias digitales que amenazan la democracia brasileña. También figura en la lista de personas buscadas por la Interpol, y Brasil ya ha solicitado su extradición al gobierno de Estados Unidos.

En la decisión que ordenó la detención del bloguero, el ministro Alexandre de Moraes afirmó que existe “una verdadera organización criminal, con fuertes operaciones digitales y con núcleos de producción, publicación, financiación y política absolutamente semejantes a los identificados en la Investigación 4.781 [investigación sobre fake news], con el claro propósito de atentar contra la Democracia y el Estado de Derecho”. El ministro es actualmente uno de los principales objetivos de la militancia de Bolsonaro, que le acusa de perseguir al grupo.

​​El MJSP (Ministerio de Justicia y Seguridad Pública), por intermedio de la Senajus (Secretaria Nacional de Justicia) , completó todo el procedimiento relacionado con la extradición de Allan dos Santos, lo remitió a las autoridades estadounidenses y está a la espera de una definición sobre la solicitud realizada”, informó el secretario de Justicia de la Nación, Augusto de Arruda Botelho.

A principios de este mes, Pública reveló que el bloguero es el administrador de un grupo de Telegram con más de 30.000 miembros que llamaba a participar en la intentona golpista del 8 de enero. El día de la invasión, Allan participó en un Spaces en  Twitter en el que argumentó que las protestas que quieren a Bolsonaro en el poder a pesar de la decisión popular no eran caras. “Basta con comprar un billete de bus”, dijo.

Noticias Sin Máscara

El sitio web Notícias Sem Máscara fue creado el 25 de enero de este año, cuando el grupo anunció su intención de convertirse en un medio de noticias, NSM News. Según la red social, el proyecto es “una iniciativa de periodistas residentes en el extranjero que pretenden informar de lo que ocurre en Brasil”. Sin embargo, aparte de Allan dos Santos, no hay nombres de otros responsables y el registro oficial del sitio es privado.

La página web de Notícias Sem Máscara lleva los nombres de Terça Livre y Artigo 220 en su cabecera. [Crédito: Reproducción – 20/07/23]

Cuando se creó la página web del grupo, Allan felicitó el proyecto: “Levantemos un MURO de periódicos en todo el mundo”, escribió en su cuenta de Twitter, cuyo acceso está bloqueado desde Brasil, pero funciona en otros países. A diferencia de las redes del bloguero -suspendidas por el Tribunal Supremo-, se puede acceder a los perfiles en las redes y al sitio web del NSM en suelo brasileño.

En Twitter, la cuenta del movimiento tiene más de 7.900 seguidores y está verificada por Twitter Blue, un sello comprado por un mínimo de 8 dólares al mes a la empresa de Elon Musk, que ha permitido que cuentas que difunden desinformación reciban el sello oficial.

Todos los últimos textos publicados en el sitio web de NSM están firmados por Allan dos Santos o “Terça Livre”, sin mención de los otros supuestos periodistas responsables del proyecto. Abordan, entre otros temas, la pandemia de COVID-19 -normalmente con la difusión de información falsa sobre la seguridad de las vacunas y la eficacia de medidas como las mascarillas y el aislamiento social-, difunden mentiras sobre el sistema electoral brasileño y critican al actual presidente Luiz Inácio Lula da Silva (PT).

El 26 de febrero de este año, por ejemplo, Allan dos Santos publicó un texto en el que afirma que Lula “no fue elegido, sino instalado” como presidente, lo que es mentira. El texto tiene 125 likes en el sitio. En los últimos meses de 2022, el bloguero fue una presencia constante en actos en Estados Unidos que protestaban contra el resultado electoral y decían, sin base en los hechos, que las elecciones brasileñas habían sido robadas.

Un post del 13 de junio de 2023 difunde mentiras sobre la inmunización contra el Covid-19, cuya inocuidad está demostrada. “La terapia génica Covid-19 (a la que llaman vacuna) ha matado a miles de personas: provoca trombosis, derrames cerebrales, cáncer, infartos, problemas cardíacos y muertes súbitas, especialmente en jóvenes y adultos”. El contenido tiene 35 likes y está firmado por Karina Michelin, pero no aporta fuentes para las afirmaciones.

Además de Michelin, otros nombres aparecen en algunos de los textos de NSM, como João Luiz Mauad, Ana Maria Cemim y Renata Barreto. En abril de este año, Allan afirmó en su podcast “Guerra de Informação” que se trata de “voluntarios”, personas que le ayudan “a mantener el sitio, escribiendo los artículos”.

Allan y sus voluntarios también hacen eco del llamado “globalismo” de la extrema derecha, una teoría de la conspiración según la cual el mundo está dirigido por una élite global empeñada en el adoctrinamiento y el autoritarismo.

“¿De verdad crees que esta sufrida población sabe lo que es el globalismo, la agenda 2030, los problemas culturales, el adoctrinamiento en las escuelas, etc.? Esta población no sabe lo que está pasando en el país y en el mundo. No lo saben y por eso no reaccionan proporcional y eficazmente contra los tiranos”, escribió el bloguero en un texto publicado el 12 de junio de este año, que tuvo 29 likes.

Sólo una parte del contenido está disponible en el sitio web. Para acceder al texto completo, es necesario pagar al menos 5 dólares al mes. Los que pagan más de US$71 al año pueden ser añadidos a un grupo exclusivo de WhatsApp.

Además del sitio web, Notícias Sem Máscara es el nombre de un canal de Telegram del que Allan dos Santos se hizo cargo el 18 de enero, después de que el canal Terça Livre fuera retirado de circulación por orden judicial. En un video y un audio enviados a la plataforma, pidió al público que diera a conocer la cuenta, que ya tiene más de 11.600 suscriptores. El canal, creado en junio de 2022, comenzó a ser utilizado con más frecuencia este año, lo que viola la orden judicial.

En febrero de 2022, una decisión del STF prohibió al bloguero mantener cuentas activas, pero sigue creando nuevos perfiles.

 La nueva Terça Livre

Cuando Artigo 220 fue registrado en los Estados Unidos, los negocios de Allan dos Santos en Brasil pasaban por días difíciles. El 14 de octubre de 2021, aproximadamente una semana antes de la creación de la empresa en Estados Unidos, el perfil de Twitter de Allan y su canal de YouTube Terça Livre habían sido suspendidos. Para sortear la situación, los videos del antiguo canal fueron publicados en Artigo 220.

“Terça Livre fue censurado. El viernes ya perdió sus redes sociales y ayer fue la pérdida del canal de YouTube, que fue bloqueado en Brasil. Con eso, lo que ocurrió fue lo siguiente: Artigo 220 adquirió el derecho sobre los programas de Terça Livre y ahora los programas de Terça Livre se emitirán en Artigo 220”, dijo el presentador Max Cardoso.

Una semana después, el canal Artigo 220 también fue suspendido por orden judicial, e Italo Lorenzon, que trabajaba con Allan en Terça Livre, anunció el fin del blog. “Hoy, 22/10/2021, ‘Terça Livre’ terminó sus actividades. Muchas gracias a todos”, publicó en Twitter.

La nueva vida de Terça Livre

Pero Allan no se rindió y aprovechó su estancia en Estados Unidos para revivir la iniciativa.

“¿Sabías que Terça Livre NO SE HA ACABADO?”, publicó el bloguero en su LinkedIn en junio de este año. El post incluía un enlace al canal “Terça Livre TV” en Rumble, una plataforma que pretende ser competidora de YouTube y que se ha consolidado como la preferida de la extrema derecha.

En Rumble, Terça Livre TV tiene más de 20.800 seguidores y publica casi a diario vídeos con “análisis” realizados por Allan. Algunos contenidos reproducen la estética y el logotipo oficial de Terça Livre, otros de NSM. Los contenidos que allí se publican son monetizados por la plataforma, es decir, generan financiación a través de publicidad para el propietario del canal. Entre los anunciantes identificados por el informe están la agencia de viajes y venta de entradas 123 Milhas, el minorista Americanas y las cervezas Corona Extra y Heineken.

Em retorno à reportagem, a Americanas afirmou que “já tomou as medidas cabíveis e desativou os anúncios”. “A Americanas esclarece que contrata diversas ferramentas de marketing que publicam anúncios de forma automática. Se e quando identificada qualquer desconformidade, por monitoramento ou denúncia, a marca adota as providências necessárias”, disse a varejista em nota.

Já a cerveja Corona Extra disse que “o anúncio foi veiculado automaticamente, por uma inconsistência do algoritmo”. “Não temos relação com qualquer canal específico dessa plataforma”, concluiu em nota.

A 123 Milhas e a Heineken não responderam. Allan dos Santos también tiene una cuenta en Locals, una plataforma de los mismos propietarios de Rumble que permite a los creadores de contenidos formar comunidades y ser financiados por ellas. El acceso de pago a Locals del bloguero cuesta un mínimo de 10 dólares al mes. Algunos contenidos son accesibles a todos los miembros y otros sólo a los que pagan.

Tanto el canal Terça Livre en Rumble como la comunidad en Locals figuran en la página “Quiénes somos” de NSM News como canales oficiales del grupo. Notícias Sem Máscara también tiene una cuenta en Locals, pero todavía no ha publicado nada.

En los últimos meses, Locals y Rumble han crecido entre la extrema derecha, en parte porque sus creadores dicen que no obedecerán las órdenes judiciales de retirar contenidos, como explicó el comentarista político Paulo Figueiredo en un vídeo publicado en YouTube el 18 de enero de este año: los contenidos se retiran por orden judicial. “Hablé con los ejecutivos, [ellos] no [retirarán el contenido], [ellos] reconocen [que] esto viola la filosofía de la empresa”, dijo.

Las cadenas han cumplido su promesa: el 14 de junio, el ministro Alexandre de Moraes solicitó la suspensión del canal de Monark en Rumble, bajo pena de una multa diaria de 100.000 reales. Más de un mes después, el perfil seguía disponible.

Tanto Allan dos Santos como Paulo Figueiredo viven actualmente en la Florida, donde se encuentran las oficinas de las dos cadenas. Según el análisis de la plataforma de marketing digital SEMRush, los nombres de los dos figuran entre las palabras clave que más llevan a la gente a la web de Locals en Brasil, lo que indica que los usuarios han entrado en la plataforma buscando este contenido.

Cercanos a los propietarios de Rumble y Locals, los dos influencers han estado produciendo contenidos directamente desde el recién inaugurado estudio de Locals en Miami, “que tiene una relación muy bacana con nosotros”, como explicó Figueiredo el 13 de mayo de este año, cuando presentaron un programa juntos en el estudio.

El reportaje se puso en contacto varias veces con la oficina de prensa de Rumble y solicitó visitar el estudio de los creadores de contenidos en Miami, pero no obtuvo respuesta.

Además de la financiación a través de los sitios web de NSM, Rumble y Locals, Allan está pidiendo dinero en otro sitio web bajo su nombre (allansantos.digital). El sitio cobra entre 99 y 199 dólares anuales por sus suscripciones. Al hacer clic en la sección de noticias del blog, el usuario es redirigido al sitio de Notícias Sem Máscara.

El “exilio” de Allan

Más allá de la red, Allan dos Santos sigue moviéndose y es una presencia frecuente en eventos promovidos por la comunidad brasileña de Bolsonaro en Estados Unidos.

En noviembre del año pasado, asistió a una manifestación en Nueva York en la que aseguró que las elecciones brasileñas habían sido robadas. “No podemos auditar los votos, presten atención, en Brasil no podemos auditar los votos, así que nunca sabemos lo que pasa cuando votamos”, dijo en inglés. El Tribunal Superior Electoral ha realizado varias auditorías de las urnas en los últimos años y es posible auditar las elecciones.

Allan dos Santos también participó en un acto el 4 de diciembre en Miami, Florida, organizado por el colectivo Yes Brazil USA, que también ha estado difundiendo mentiras sobre las últimas elecciones. Estuvo acompañado por otros conocidos líderes de la extrema derecha estadounidense, como Matthew Tyrmand, que celebró la invasión de edificios públicos brasileños el 8 de enero, junto con el ex estratega jefe de Donald Trump, Steve Bannon.

El bloguero estuvo presente en la CPAC 2023 -la Conferencia de Acción Política Conservadora- en marzo de este año, a la que también asistieron bolsonaristas como Eduardo Bolsonaro y Nikolas Ferreira, y en la que habló el propio Jair Bolsonaro. Allí Allan mostró una iniciativa de la derecha china y anunció un plan para crear algo similar en Brasil.

Pancarta de la “gira de conferencias” de Allan dos Santos [Crédito: reproducción]

Actualmente, Allan organiza la “gira de conferencias” “El camino de la libertad”, que ya ha tenido eventos en ciudades como Orlando y Miami. En el segundo caso, el evento se hizo en colaboración con el grupo Yes Brazil USA, uno de los responsables de la organización de la agenda de Jair Bolsonaro mientras vivía en los Estados Unidos, según informó Pública.

Según NSM News, el evento aún pasará por Atlanta, Filadelfia, Boston, Massachusetts y Nueva York.

Descargue aquí un Glosario que precisa los significados de palabras o frases referentes a los fenómenos digitales usados en esta investigación.

  
    
Mercenarios Digitales
    
      

Mercenarios digitales es una investigación de Chequeado (Argentina), UOL y Agência Pública (Brasil), LaBot (Chile), Colombiacheck y Cuestión Pública (Colombia), CRHoy, Interferencia y Lado B (Costa Rica), GK (Ecuador), Factchequeado (EEUU) Ocote (Guatemala), Contracorriente (Honduras), Animal Político y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (México), Confidencial y República 18 (Nicaragua), Ojo Público (Perú), El Surti (Paraguay), La Diaria (Uruguay) y tres periodistas investigativas (Bolivia y España/Colombia); las organizaciones de investigación digital Cazadores de Fake News (Venezuela), Fundación Karisma (Colombia), Interpreta Lab (Chile), Lab Ciudadano (Honduras) y DFRLab (EEUU); y estudiantes del curso de maestría Using Data to Investigate Across Borders de la profesora Giannina Segnini (Universidad de Columbia EEUU), con la coordinación del Centro Latinoamericano de Investigación Periodística, CLIP. Revisión y asesoría legal: El Veinte.
Con apoyo financiero de Free Press Unlimited, el programa Redes contra el silencio (ASDI), Seattle International Foundation y Rockefeller Brothers Foundation.

    
  

También te puede interesar

CONTAMOS LA
REALIDAD DESDE MIRADAS DIVERSAS

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

ENCUÉNTRANOS EN NUESTRAS REDES

La realidad
de maneras diversas,
directo a tu buzón.