SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Honduras, paraíso para los desinformadores

Vienen de Colombia, España, Estados Unidos, Perú, México o Israel. Florecen en campañas electorales. Son los consultores en comunicación política. Esta investigación revela secretos inconfesables de empresas internacionales que vendieron influencia y victorias en Honduras. Sin regulación ni transparencia, no sorprende que Honduras se lleve el récord regional de cuentas eliminadas por Meta y Twitter porque eran piezas de operaciones de desinformación coordinadas e inauténticas.

Arte de portada: Daniel Fonseca Por Celia Pousset (Contracorriente), con análisis técnico de Aldo Salgado (Laboratorio Ciudadano), con reportes de Andrea Rincón (Cuestión Pública) y Jennifer Ávila. Edición de María …

Arte de portada: Daniel Fonseca

Por Celia Pousset (Contracorriente), con análisis técnico de Aldo Salgado (Laboratorio Ciudadano), con reportes de Andrea Rincón (Cuestión Pública) y Jennifer Ávila. Edición de María Teresa Ronderos (CLIP) y Jennifer Avila

El ocho de julio, el pueblo hondureño se despertó con una noticia insólita: habían intentado asesinar al Presidente del Congreso, Luis Redondo, poniendo vidrio molido en su comida. Parece una de esas fake-news de las que tanto hablamos, esas que inundan las redes sociales y que nos toca, a nosotros los periodistas, desarmar. Pero no, esa vez no era una mentira. El atentado fue confirmado a través de un comunicado de la Policía Nacional que anunció el inicio de una investigación. Pocos días después, el sitio Melmelada publicó en su página facebook un montaje de Luis Redondo sentado en la taza del inodoro, acompañado de una descripción muy fina: “Luego del supuesto “atentado” con vidrio molido, Ilegal Redondo vive encerrado en el baño haciendo lo que mejor sabe, cagarla”.

De la misma actualidad, El Informante, un “medio” que enarbola un tono serio, comentó: “como era de esperar, el ilegal Luis Redondo no fue a internarse en ningún nosocomio de salud pública tras dizque querer ser envenenado con vidrio molido, sino que fue al lujoso Hospital Privado de San Pedro Sula”.

La página de Melmelada informa que el medio está supuestamente radicado en San Pedro Sula y la del El Informante en Tegucigalpa. En sus páginas de Facebook el primero indica: “Hacemos sátira política” y el segundo afirma que se trata de la «cuenta oficial del medio de comunicación “El Informante”. Sin embargo, lo que callan es que ambos fueron creados en Perú y son administrados por DCM Perú, una «agencia digital de comunicación integral” de ese país.

Ese hallazgo de Contracorriente y del Laboratorio Ciudadano es parte de la investigación Mercenarios Digitales, una alianza liderada por el Centro Latinoamericano de Investigación Periodística (CLIP) con 20 medios periodísticos, cinco organizaciones de investigación digital y estudiantes universitarios que rastreó los posibles vínculos entre empresas de comunicación política y la desinformación en redes y medios digitales.

En el caso hondureño, esta alianza pudo probar una conexión directa entre esos dos medios de comunicación, que tienen cuentas de Twitter, Facebook y Tik-tok, y la agencia DCM Perú, pues el dominio de la página web de DCM abarca dos subdominios:

melmelada.com.dcmperu.com y elinformantehn.com.dcmperu.com. Además, se pudo comprobar que DCM Perú paga publicidad en Meta para algunas de sus publicaciones desde diciembre de 2022.

No es esta la única estrategia de propaganda y desinformación movida por consultores de comunicación digital que encontramos. En Honduras, en tan solo cuatro años, las plataformas de redes sociales hicieron cinco cierres masivos de cuentas porque consideraron que estaban coordinadas inautéticamente y muchas podían ser falsas. Facebook ejecutó los cierres en mayo de 2019, Twitter en abril de 2020 , Facebook, otra vez, en diciembre de 2021, Twitter en agosto de 2022 y, por último, Facebook en mayo de 2023.

En ningún otro país de América Latina estas plataformas eliminaron tantas redes de operaciones de desinformación en tan corto tiempo como en Honduras. Con esa evidencia, esta alianza periodística se dio a la tarea de encontrar qué pasa en este país que se fabrica tanta información falsa o inauténtica. Para ello, rastreamos miles de cuentas y dominios, hicimos pedidos de información pública, consultamos pagos de publicidad a las plataformas de redes sociales y conseguimos entrevistar, entre otros expertos del tema, a cuatro personas, un consultor de una firma de comunicación política, una exempleada de otra y dos militantes que hicieron propaganda en redes sociales.  Esas entrevistas nos revelaron los trucos y tácticas tras estas redes coordinadas.

Muchos coincidieron en una respuesta: a Honduras han llegado a experimentar múltiples empresas y consultores de comunicación política, pues ante la falta de regulación sobre lo permitido y lo que no lo está en el mundo digital, han hecho fiesta.

Influenciar a toda costa, una actividad lucrativa

¿Cuál es la labor de un consultor en comunicación? ¿Cuáles son sus métodos para influenciar la opinión pública? ¿Cómo las redes sociales se volvieron el primer terreno de guerra política? Detrás de cada historia lanzada en el océano digital existe un autor o un “creador”. Puede ser un militante que lo hace de manera gratuita, pero a menudo, el autor intelectual de una campaña es un consultor en comunicación contratado por un candidato o un partido político.

Uno de estos consultores aceptó hablar con esta alianza periodística sin tapujos y sin revelar su nombre. “¿Desinformar? Todos lo hacemos”, dijo, refiriéndose a sus colegas expertos en marketing político. “La cara A es construir a un personaje atractivo e identificable para los electores. Si uno es el agua, el otro tiene que ser el aceite. Es la ley del contraste. La cara B es desacreditar a los demás candidatos, usando diferentes recetas. Nosotros no hacemos ese trabajo, pero hay otras empresas más informales que subcontratamos. Es bastante fácil aquí en Honduras. No hay interés en controlar”.

El consultor dijo que hacen parte de esa cara B, por ejemplo, la manipulación de encuestas y la identificación de influencers a los cuales les pueden pagar para que difundan un mensaje. “Lo importante es saber quiénes son los que van a propagar el mensaje que nos importa”, dijo.

Dijo que cobra 5,000 dólares por entregarle un informe a un cliente, el cual contiene lo que se dice de él en redes y la bulla que genera su nombre. Pero no quiso revelar lo que se paga por los servicios de estas campañas clandestinas.

A juzgar por los contenidos que difunden, en el caso de DCM Perú podemos sospechar que el cliente sea un partido opositor al partido de gobierno de la presidenta Xiomara Castro, Libertad y Refundación (Libre), o un candidato específico, pero no existen pruebas. El contrato o el comprobante de pago es casi siempre la pieza que falta o que quizás no existe. El consultor explicó que es imposible rastrear los vínculos entre una agencia de comunicación y un político porque “no hay transacciones, no hay contratos. Son diferentes métodos que no te voy a revelar. Pero te voy a decir uno. Hay intermediarios. En vez de financiar directamente una campaña política, un empresario contrata los servicios de una agencia de comunicación, oficialmente para su comunicación empresarial, pero el cliente verdadero es el político. Eso es un modelo muy común.”

Contactamos a la agencia DCM Perú para saber quién es el cliente hondureño de sus servicios, pero hasta la fecha no obtuvimos respuesta.

Imagen del medio de comunicación El Informante que publica desinformación y propaganda en Honduras y fue creado por una agencia de comunicación peruana.

Algunos consultores no tienen reparos en describir los métodos que utilizan. Ese es el caso del argentino Diego Panigo, quien fue asesor de la alianza entre Libre y el Partido Innovación y Unidad (Pinu) y de su candidato en las elecciones de  2017, Salvador Nasralla.  El consultor argentino resalta públicamente que los “cinco pilares que cualquier campaña electoral moderna debe tener en cuenta son las fake news, la guerra de información, las emociones digitales, el data mining y  el neuromarketing”.

Panigo trabajaba en Honduras con la empresa Infocus Group. Michelle*, una exempleada de esa agencia, contó a Contracorriente que se encargaba de los bots, las cuentas falsas y del reclutamiento de “guerrilleros” digitales. Ruth Morazán, socia de Panigo,  e irónicamente la administradora de la cuenta de twitter llamada Antibots, fue quien la contactó para unirse al proyecto. En ese entonces, en 2017, Michelle posteaba a favor del candidato Nasralla y Ruth la invitó a grupos de twitter y de whatsapp que distribuían contenido a favor del político. Terminaron contratándola.

Michelle nos aseguró que todo se paga con cheque o en efectivo, de persona a persona, y en nada se usa el nombre de la empresa o del partido político.

Diego Panigo prometió varias veces a Contracorriente una entrevista presencial o una llamada, pero nunca atendió las citas.

Defensa de un candidato en campaña

Estas prácticas son usuales en la dinámica política de Honduras. Las usó el Partido Liberal durante la campaña presidencial de 2021, con el fin de defender al candidato Yani Rosenthal luego de haber sido condenado en Estados Unidos por lavado de activos ligados al narcotráfico. Otra fuente que también habló con este equipo periodístico sin revelar su nombre, nos contó que trabajó de manera voluntaria, sin recibir pago, en lo que llamó “las campañas grises del partido”.

Esta persona se encargaba principalmente de difundir narrativas en Twitter y Facebook. “Inventamos encuestas, difundimos noticias de que los call centers de Libre estaban financiados por Venezuela. No era información verídica, pero generaba eco en la sociedad hondureña. La comisión de campaña tenía su war room que decidía del contenido a difundir. El grupo encargado de Facebook se llamaba La Tropa, ese grupo lo mandaba la diputada que mataron, Carolina Echevarría. Básicamente atacábamos a toda persona que atacaba al abogado Yani. Los blancos comunes eran Xiomara Castro y Luis Zelaya a quien intentamos neutralizar con el tema de que dejó sin casa a su mamá. Hubo un call centerfísico manejado por la hija de Yani en San Pedro Sula, pero ya no existe” informó la voluntaria.

La activista liberal explicó que eran unas 40 personas las que manejaban las redes. “Al principio de la campaña, me pidieron que les ayudara a organizar la juventud a nivel nacional. En los grupos de whatsapp empecé a contactar número por número a los jóvenes, les preguntaba su nombre, de dónde eran, y les abría una cuenta de Twitter. Empecé a exigirle a cada miembro de los grupos que nos apoyara. Funcionó, yo hacía que Yani fuera tendencia en twitter dos veces al día”.

El asistente de Yani Rosenthal, Carlos Bonilla, le propuso a este medio entrevistar a la jefa de campaña del partido Liberal para preguntarle sobre esas acusaciones, pero a pesar de varios intentos no nos atendió.

La activista voluntaria del partido contó también que fue una militante de Libre quien le ayudó a construir sus herramientas en redes porque ambas eran oposición al Partido Nacional. “Coincidimos en atacar al Partido Nacional y  así ella empezó a darme consejos de cómo organizar una red, tener bots, etc…”.

Contracorriente contactó a esa activista de Libre quien admitió haber manejado una cuenta a favor del partido Libre en la víspera de la elección presidencial. “Te cuento que nunca trabajé por las redes sociales de Libre. Todo nació de forma orgánica, en campaña. Se hizo por la necesidad de defender lo que un grupo de jóvenes cree que es un proyecto de cambio. El trend era #FueraJOH, pero no fue nada así de organizado como la gente cree”.

Las nuevas “tropas digitales” del Gobierno de Xiomara Castro

Los ataques en las redes sociales para desprestigiar a un opositor político no son siempre un servicio ofrecido por una consultora en comunicación, pueden ser también  obra de los propios funcionarios y militantes de un partido político. El nuevo gobierno ha sido señalado por implementar medidas de este tipo en su comunicación oficial. El gobierno de la presidenta Xiomara Castro cuenta con una Secretaría de Prensa, un ministro consultor en materia de comunicación y estrategia, un comisionado nacional en estrategia y comunicaciones y una dirección de prensa que para mayo de 2023 tenía 223 personas empleadas en los medios gubernamentales, equipos de monitoreo de medios y divulgación de campañas, según el Portal de Transparencia de esa institución.

Una de las campañas coordinadas que fue corroborada por esta colaboración periodística, tuvo una alta participación de militantes y funcionarios del partido Libre y esparció en redes sociales el hashtag #GabrielaNoMeRepresenta después del discurso oficial en contra de Gabriela Castellanos, presidenta del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) quien había denunciado amenazas de muerte tras presentar un informe sobre concentración de poder y nepotismo en el actual gobierno. Varias de las imágenes difundidas tanto en Twitter como en Facebook tienen el logo «Tropa Digital» y fueron difundidas por cuentas de militantes del partido Libre y por creadores de contenido en Facebook que se dedican en su totalidad a compartir campañas de propaganda gubernamental. La mayoría de las cuentas más activas fueron creadas entre 2022 y 2023.

César Espinal, coordinador del Observatorio de Política Criminal Anticorrupción del CNA, comentó que han identificado una “línea de ataque en redes que proviene del Gobierno. Hay una dinámica en Twitter impulsada por los propios secretarios de Estado, como el Canciller de la República o el Subsecretario de Prensa, que son voces de autoridad del Gobierno. Muchas personas que están bajo sus órdenes tienen que amplificar el discurso aunque desconocen el contexto”, explicó.

Espinal añadió que “después de publicar el informe sobre la concentración de poder en el Gobierno, la abogada Castellanos salió del país ante amenazas de muerte. “Cuando volvió a Honduras, el Canciller, el esposo de la Presidenta el expresidente Manuel Zelaya y la misma Presidenta twittearon y fue como una orden: ‘twittée yo, twitteen todos’ —explicó Espinal. “Empezaron a twittear todos los ministros y tras de ellos, los militantes. No son generadores de información ni de opinión, se conforman con replicar el discurso del Gobierno. Incluso han hecho fotomontaje de Gabriela y su familia para sugerir que se fueron para andar de vacaciones y no por tema de seguridad. Pero la foto no es de este año y cambiaron el fondo de la foto para borrar a algunas personas. Proviene seguramente de un plan del Gobierno contra cualquier voz crítica que perciben como opositora”.

Un fenómeno similar ocurrió en Venezuela donde el mandatario Nicolás Maduro se apoyó en sus «tropas digitales» para difundir propaganda y desinformación. Una investigación del equipo de Cazadores de Fakenews rastreó en las redes a esos “guerrilleros” digitales que se encargan de controlar la narrativa de la opinión pública acerca de Venezuela.

Imágenes repetitivas compartidas por la red de cuentas asociadas al Gobierno.

Una de las imágenes con el logo “Tropa Digital” que posicionó el hashtag #GabrielaNoMeRepresenta

insertar tweet

Otra de las personas que ha identificado varias campañas de desprestigio y que apunta que éstas podrían estar surgiendo del Gobierno actual, es el escritor y analista Oscar Estrada. Según él, estas campañas las realizan Luis Redondo, el actual presidente del Congreso Nacional, y Carlos Zelaya Rosales, el hermano del expresidente Manuel Zelaya y actual vicepresidente del Congreso. “A veces publico cosas sólo para provocarlos y que se evidencien, para así poder bloquearlos”, explicó Estrada. “A veces sucede que algún ministro pone algo en su perfil con algún comentario sangrón y luego se activan los bots”, explicó.  Este es un ejemplo que nos mostró:

Recientemente, Estrada denunció en su cuenta de twitter una campaña contra defensores de derechos humanos y personas de organizaciones de sociedad civil que son atacadas por activistas y funcionarios del actual gobierno.

Por su lado, la diputada del Partido Liberal, Maribel Espinoza, denunció que es “objeto de una campaña de odio y desinformación orquestada por simpatizantes de Libre y algunos funcionarios de Libre”. Cita como los atacantes principales de esa campaña al abogado Amable de Jesús Hernández, quien es al mismo tiempo alcalde del municipio de Colinas, Santa Bárbara,  y ministro de obras públicas del país y a Fabricio Sandoval, vicepresidente del Congreso Nacional. “Solo tiene que ver mi Twitter y mi Facebook y se dará cuenta de que soy acusada de ser golpista, representante de grupos de poder y parte de la narcodictadura”, dijo.

El ministro encargado de la Dirección de Prensa e Información, Ricardo Salgado, dijo a Contracorriente que el gobierno de la presidenta Xiomara Castro está siendo atacado constantemente por la oposición política y que desde su secretaría que es la que cuenta con el presupuesto para desarrollar las políticas de comunicación están tratando de responder a la posible “desestabilización que están coordinando actores de sociedad civil como el CNA”. Para esto, Salgado explicó que tienen alrededor de 30 personas contratadas para el monitoreo de medios digitales y redes sociales y asi identificar estos ataques y poder responder. Dijo que cuentan con un equipo de “no más de cinco personas” para diseñar los mensajes y la estrategia de comunicación.

“En el monitoreo que hacemos podemos ver los temas que están posicionando las cuentas, y hay una separación porque hay medios digitales que se dedican a eso, hay cuentas creadas por personas que reaccionan orgánicamente, son trolls, pero también hay medios digitales que se dedican a eso, pocos tienen estructura informativa, algo conocido como los “washazos”, páginas donde llegan chismes y los tiran por las redes”, explicó. 

Pero además confirmó que es el gobierno el que brinda información y además cuenta con una red nacional de militantes que replican orgánicamente el contenido de gobierno, es decir, las tropas digitales.

“Tenemos línea, tenemos equipo y tenemos algo que es el experimento más precioso porque son muchisimas personas diseminadas por todo el pais que no son empleados pero sí son militantes, esas deben ser unas 7 u 8 mil personas, tienen motivaciones, se les dan cursos de formación, se les prepara, se les da la línea, la marca, les decimos que se peguen a ella. Esas son las tropas digitales. Hay personas que dan la clave y los demás salen, a todas estas tropas las alimentamos con información, está prohibido que informen algo sobre algo que no saben”, agregó.

Sobre el hashtag #GabrielaNoMeRepresenta dijo: “Son buenos, lo posicionaron, todos los días posicionamos hashtags. En la práctica tenemos mucha capacidad en eso” y dijo que eso no lo considera una campaña de desprestigio porque “en realidad ella no me representa y tengo la impresion de que a usted tampoco, ella representa los intereses de la embajada de Estados Unidos y los intereses de los más altos lobbys de la derecha de los Estados Unidos y está trabajando aquí para desestabilizar el gobierno. Esos son los intereses que representa, no es desprestigio, es la verdad”.

Además, Salgado dijo que la campaña del CNA contra el gobierno ha sido más agresiva, falsa e infame. “Gabriela Castellanos ella sola no tiene la fuerza de hacer nada pero las dos organizaciones que aquí cuentan con el músculo de los Estados Unidos son: ASJ (Asociación por una sociedad más justa) y CNA”, dijo.

Pero también identificamos que hubo coordinación en la diseminación de una imagen de burla en contra de la organización CESPAD que convocó a una manifestación en favor de la lucha anticorrupción exigiendo una Comisión Internacional Contra la Impunidad en Honduras (CICIH).

58 cuentas de Facebook propagan contenido de Tropa Digital y campañas gubernamentales.

Ante esto, el ministro respondió que “el mayor financiador de las Ongs del mundo es la Rockefeller, el 80% de las ongs tienen billete de esa fundación. Llega ese reclamo de la CICIH de CESPAD y era lo mismo que reclamamos nosotros, y nosotros no les pedimos que suspendieran su manifestación, nosotros nos unimos, porque nosotros sí podemos movilizar gente y no porque estemos en el gobierno, siempre hemos movilizado gente”, dijo. 

Además aseguró que un “think tank de la ultraderecha de Estados Unidos está manipulando y tiene contactos directos con las élites hondureñas que a la vez controlan toda la agenda mediática que replican los voceros de la oligarquía. El Partido Nacional, por ejemplo con el Partido Liberal y Partido Salvador de Honduras están en estrecha relación con una alianza republicana, que es ultra derecha, tan extrema que Trump es un pálido pajarillo a la par de ellos”.

Contactamos al comisionado nacional en estrategia y comunicaciones, Geovanny Domínguez, quien no siguió respondiendo nuestros mensajes tras solicitarle una entrevista. Escribimos vía whatsapp a la presidenta de la República, Xiomara Castro, para preguntarle si está al tanto de las campañas que se desarrollaron después de sus expresiones en redes sociales sobre Gabriela Castellanos, pero no obtuvimos respuesta. Intentamos contactar a la presidenta a través de su hijo, el secretario privado de la presidencia, Hector Manuel Zelaya, quien tampoco respondió.

Euzen: la consultora del gobierno de Xiomara Castro cuestionada en México

La consultora mexicana Euzen asesoró a Xiomara Castro en las campañas presidenciales de 2017 y 2021. Además, trabajó durante los primeros meses para el Gobierno de Castro y para la Alcaldía de Tegucigalpa. La agencia nació a partir de una ruptura interna en la empresa de comunicación política Heurística en 2012, los socios fundadores de las dos consultoras son José Luis Valencia y Rafael Valenzuela.

Según una fuente cercana a la administración actual, el enlace de Euzen en el Gobierno son los hijos de la presidenta Castro y su esposo, el excandidato Manuel Zelaya, ex presidente derrocado en 2009. “La Presidenta y todo el Gobierno eran clientes directos por petición de Mel  [nombre popular de Manuel Zelaya]. El expresidente se lleva muy bien con el presidente de Movimiento Ciudadano, el partido político mexicano asesorado por Euzen, así fue cómo los contactaron”, dijo la fuente cercana al gobierno actual de Honduras.  Esta fuente explicó que el trabajo consistía en construir el manual de marca del partido, que costó alrededor de 500,000 lempiras (unos US$20.000 de hoy), pero el contenido es un tema confidencial. También contó que otro trabajo importante que se hizo fue presentar lo que llamó  “el arranque del Gobierno, el conjunto de proyectos con los cuales tiene que empezar el Gobierno, y las recomendaciones sobre la imagen de cada persona”.

Dijo que no sabía cuánto le pagaba el Gobierno a Euzen, pero que la consultora suspendió su asesoría pues “luego se empezaron a acumular los meses de trabajo sin pagar, y se decidió poner en pausa la consultoría, y se acordó que se iba a retomar en la pre campaña que arrancará normalmente a finales de este año [2023]”. La próxima elección presidencial tendrá lugar en 2025.

Solicitamos en la oficina de transparencia de Casa Presidencial los contratos de comunicación del Gobierno actual, pero no obtuvimos respuesta a pesar de haber interpuesto un recurso formal de acceso a la información.

Producto de campaña electoral del 2021 elaborado por la consultora Euzen.

Euzen tiene la misma dirección IP que otras empresas mexicanas llamadas Indatcom y La Covacha. En México, una periodista reveló que la agencia Indatcom tiene una unidad interna llamada «Machete» que, según ella encontró, se encarga de hacer contracampaña a través de falsos medios que operan o han operado en el estado de Jalisco. El equipo de Laboratorio Ciudadano descubrió además que Euzen.com.mx y Indat.com.mx comparten la misma IP, y que las páginas de medios mexicanos de propaganda  —jaliscorojo.com, diosdice.com.mx, noticiasgdl.com y elfisgonpolitico.com— se conectan por el código de Adsense con las páginas corporativas de Euzen y Indatcom. Adsense es una plataforma de Google para poner publicidad en las páginas web y funciona con un identificador único por lo que se puede deducir que las páginas comparten un administrador único y, en este caso, establecer el vínculo entre las empresas y los falsos medios.

La relación de Euzen con La Covacha e Indatcom es compleja. Por testimonios de ex trabajadores de esas empresas, medios mexicanos documentaron que Rafael Valenzuela encabeza las tres empresas; pero, según Valenzuela, son sólamente empresas aliadas desde 2011: “Tenemos un acuerdo de exclusividad entre nosotros tratándose de comunicación política. En Euzen hacemos la estrategia política y de comunicación. La Covacha realiza la producción audiovisual. Indat se encarga de comunicar a través de las plataformas digitales”.

Otra actividad que ayudó a establecer que las empresas estaban relacionadas entre sí es que a diferencia de Heurística (la firma que dio origen a Euzen), estas tres agencias solo trabajan con gobiernos municipales y estatales ligados al partido político de Movimiento Ciudadano (el partido de gobierno de los estados de Jalisco y Nuevo León). Al revisar las contrataciones de servicios municipales, se puede ver que las tres siempre son contratadas simultáneamente. Pero cada una cobra por su cuenta. Euzen cobra por elaborar conceptos de proyectos, la Covacha por realizarlos e Indatcom por distribuirlos los contenidos en redes sociales.

La fuente cercana a la administración actual dijo desconocer tales métodos de trabajo por parte de Euzen en Honduras, pues no se crearon sucursales en el país. Además, según ella, los call centers de Libre son una iniciativa del Gobierno y no una recomendación o un servicio de la consultora.

“Hay diferentes grupos, ponle por ejemplo, uno de Luis Redondo, uno de la Presidenta, otro de Héctor Zelaya, todos tienen grupos que se encargan sólo de eso”, dijo. “Esas personas son parte de un colectivo que maneja cuentas falsas y bots para tirar comunicación agresiva. Lo hacen de manera gratuita, con la obsesión política de la refundación. El partido les hace creer que confíen en ellos, que son importantes”.

Tratamos de contactar a Luis Redondo, Xiomara Catro y Héctor Zelaya, pero no obtuvimos respuesta.

La fuente aseguró que, en su opinión, “el trabajo de Euzen se vino poco a poco abajo por el carácter cambiante de Manuel Zelaya, porque antes había esa narrativa de empoderar a una mujer resiliente, a la madre que necesitaba Honduras, pero después de la crisis con Jorge Cálix y Beatriz Valle y que empezara la retórica de que son traidores, la obsesión fue la refundación. Y allí Euzen dejó de ser escuchada”.

Según ella, Euzen no quería utilizar las técnicas de ataques en redes por parte de call-centers porque esa había sido la estrategia del Partido Nacional a lo largo de los años; pero al final, con o sin consultora, eso terminó por suceder.

Esta alianza periodística contactó a Euzen vía correo electrónico y a través de su página web  para hablar sobre sus estrategias de comunicación y métodos en Honduras. Preguntamos cuál es el monto de un contrato con el Gobierno hondureño y cuáles son los servicios ofrecidos, así como si utilizaron métodos similares a los usados en México. Hasta la fecha de publicación de esta investigación, no habíamos recibido respuesta a esas preguntas.

Por su parte, el ministro Ricardo Salgado dijo a Contracorriente que no sabe nada sobre el contrato con Euzen pero que él estuvo durante las campañas del Partido Libre  y la experiencia con las agencias de comunicación política es que “es difícil que una compañía de este tipo vaya a ser contratada en definitiva aquí porque no hay voluntad de someternos a las líneas o ser marionetas de una compañía de publicidad”.

“Lo que nos dicen estas empresas es que no confrontemos, que seamos tibios o helados, que a la clase media lo que le llega es ese discurso de consensos. El marketing lo que quiere es vender un producto pero nosotros lo que estamos apostando es cambiar a Honduras, no queremos llegar como un tipo distinto de manteca pero siendo lo mismo, no es la imagen que queremos proyectar, la imagen que proyectamos hoy es lo que queremos”, explicó.

La imagen de la presidenta Xiomara Castro se ha ido degradando según las encuestas, la última de Latinobarómetro la coloca con un 36% de popularidad. Según Salgado esto se debe a la campaña agresiva en contra del gobierno por parte de “la oligarquía” y las organizaciones que siguen la agenda “ultraderecha de Estados Unidos”.

Servicios de desinformación en favor del Partido Nacional

Ha habido campañas de desinformación en Honduras a favor del Partido Nacional que han involucrado a cuatro consultoras de comunicación. Se trata de Wish and Win cuyo fundador es español, la agencia estadounidense Predictvia, la empresa israeli Archimede y el consultor colombiano Luis Duque.

Wish and Win, la empresa del consultor español Xavier Dominguez, fue una de las agencias que llevó  la campaña de Nasri Asfura, el candidato  del Partido Nacional en las elecciones presidenciales de noviembre del 2021. En octubre de 2021, Contracorriente denunció una red de páginas y medios propagandísticos que difundían narrativas negativas sobre Xiomara Castro y el expresidente Manuel Zelaya, principales adversarios de Asfura. En diciembre de 2021, Meta reportó la eliminación de los perfiles asociados a la red de Wish & Win: 12 cuentas de Facebook, 172 páginas y 11 cuentas de Instagram. Una operación que había conseguido más de 551.000 seguidores y que había invertido aproximadamente 285.000 dólares en publicidad.

Uno de esos medios dudosos, “Centroamérica Post”,  difundió noticias falsas contra candidatos del Partido Liberal y del Partido Libre y Refundación. Publicó el 2 de octubre de 2021 una nota sobre la actual diputada liberal Kritza Pérez  —en ese entonces candidata— alegando que un empresario la mantenía económicamente a cambio de favores sexuales y que se casó con un narcotraficante. El texto no contaba con prueba alguna para respaldar esas afirmaciones difamatorias y amarillistas.

”Centroamérica Post” formaba parte de una red identificada y atribuida a la agencia Wish and Win en octubre de 2021. El registro histórico de los dominios de las páginas web apuntaba a la empresa de Xavier Dominguez, así como a las personas que pagaron publicidad para las páginas Facebook de esta red.

La página de un medio creado por la agencia de comunicación Wish and Win forma parte de una red que pudimos identificar a través del análisis de la publicidad pagada en Facebook.

Esa agencia fue también responsable de fabricar otra mentira: la de Manuel Zelaya supuestamente involucrado en los Pandora Papers. Esa mentira apareció después de que Contracorriente en alianza con CLIP revelara que importantes políticos del Partido Nacional tenían sus offshore en Panamá.

Contactamos por correo personal a Xavier Dominguez, el dueño de Wish and Win, para obtener explicaciones sobre sus métodos de trabajo y sus clientes, pero hasta la fecha de publicación no obtuvimos respuesta.

La consultora estadounidense Predictvia, con sede en Miami, también trabajó para el Partido Nacional del expresidente Juan Orlando Hernández, quién fue extraditado a Estados Unidos luego de salir de su cargo en abril de 2022. El sitio web de Predictvia pregona que la empresa «está en primera línea en el combate contra la desinformación» y que “vigila y controla los esfuerzos coordinados para manipular el discurso público a través de cuentas falsas y otros medios digitales”.

No obstante, en mayo de 2023 se reportó un cierre de cuentas asociadas a esa empresa. La agencia noticiosa Reuters informó que esa empresa manejó una operación de influencia en Honduras orientada principalmente a criticar al actual presidente del Congreso Nacional, Luis Redondo. Cabe señalar que Wish&Win manejaba las webs donde se colgaba la información falsa y Predictvia lo amplificó con sus cuentas falsas.

Pudimos constatar que Predictvia todavía tiene cuentas y páginas de desinformación funcionando, a pesar del informe de Meta. Por ejemplo, ese informe menciona que la página catrachonews.com, que publica sobre Honduras, pertenece a Predictvia. A pesar de haber sido señalada, la página sigue activa y tiene una cuenta de Twitter. Esta alianza de medios no logró comunicarse con Predictvia, ya que no es pública la información de sus teléfonos, correos electrónicos ni puede contactarse con ellos a través de su sitio web . Tampoco se pueden enviar mensajes directos a su Twitter.

El medio Catrachonews forma parte de una red de medios fabricados por la agencia estadounidense Predictvia.

Otro consultor que asesoró a candidatos del Partido Nacional y fue estratega de la campaña de Juan Orlando Hernández es el consultor colombiano Luis Duque, quien ha ejercido estas asesoría en Honduras en 2014, 2017 y 2021, incluso más allá de los procesos electorales.

A partir de 2015, medios hondureños han señalado a Duque de coordinar acciones de desinformación a través de bots, cuentas falsas y páginas web con el fin de difundir narrativas favorables al presidente Hernández, a cuya reelección contribuyó en 2017. Esta alianza periodística no halló evidencia que demuestre la conexión  entre esta consultora y operaciones de desinformación, pero sí encontró que los períodos de sus asesorías a ciertos candidatos han coincidido con actividades de operaciones inauténticas coordinadas según reportes de Meta.

Así, por ejemplo, Duque asumió la campaña presidencial de Nasry Asfura —candidato continuista de Hernández— desde las primarias de marzo de 2021, como él mismo celebró públicamente. Tras las votaciones de noviembre de ese año, Meta hizo un cierre masivo de cuentas falsas que atacaban a los contrincantes de Asfura. Pero Duque negó ser el creador de esa estrategia digital y dijo al medio colombiano Cuestión Pública, socio de la investigación Mercernarios Digitales, que su agencia no tenía nada que ver con esas cuentas falsas, “Yo estuve a cargo de la estrategia de comunicación política para las dos campañas de Juan Orlando y la de Tito Asfura. Si existió estrategias sucias, yo puedo decir que mi oficina actuó 100 %  conforme a la ley. Nosotros trabajamos con Wish and Win y la empujamos a desarrollar su creatividad y el humor nergo, pero nada que ver con los bots o las cuentas falsas. Hay que entender que hay roles de consultores. Yo tenía que hacer la estrategia de política gubernamental, no manejaba las estrategias digitales”.

La manipulación del debate público tuvo un antecedente con la firma israelí Archimedes, cuando Meta eliminó en 2019 cuentas inauténticas de Facebook e Instagram que apoyaban al entonces presidente de la República, Juan Orlando Hernández, en un contexto de violencia política después del fraude electoral del 2017 que le permitió mantenerse en el poder.

Una de las cuentas suprimidas fue la de la “Prensa del Istmo” que replicaba los discursos del expresidente y logró alcanzar 14,000 likes antes de ser suprimida por facebook. El “Diario HN”, a su vez, sumó 30,000 seguidores y promovía contenidos alabando la labor de Juan Orlando Hernández contra el crimen organizado, después de que, en noviembre de 2018, su hermano fuera arrestado por las autoridades estadounidenses por tráfico de cocaína.

Por deducción, se vinculó el Partido Nacional a Archimedes Group, pero esta investigación periodística tampoco encontró documentos o pruebas que probaran que existiera un contrato entre Archimedes y este partido.

“La desinformación en Honduras se hace sobre temas fundamentales para la construcción de la democracia y ha sido un patrón muy marcado desde la negación del Golpe de Estado en 2009 por la mayoría de los medios de comunicación”, analizó el sociólogo Elvin Hernández del Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación (Eric). Según él, la influencia de los consultores en comunicación contribuye a la transformación de la política en un producto de marketing más, un fenómeno dañino en el cual lo que importa ya no son las ideas o el compromiso del candidato con el bien público, sino la construcción de una imagen atractiva.

“La construcción de una imagen de marca de los actores políticos se acompaña de una baja de la calidad de las propuestas de los candidatos que, además, no tienen ni el perfil ni la formación para gobernar. El mundo de las redes sociales tiene un impacto fuerte en la política actual ya que, según nuestros sondeos, el 70 % de los hondureños que se informan a través de medios digitales señalan Facebook como primera fuente de información. El concepto de influencer, la obsesión por la bulla que genera un nombre, así como los constructores de imágenes debilitan profundamente la democracia y el Estado de derecho”, explicó el sociólogo.

Elvin Hernández resaltó también otro factor que permite entender por qué Honduras es uno de los países donde más se desinforma en América Latina: el bajo nivel educativo. “Más éxito tienen esas operaciones de influencia cuanto menos educada es la población. No es del interés de los gobernantes tener a una ciudadanía crítica e informada. Y ahí es donde radica la responsabilidad del Estado en formar a sus ciudadanos, implementar campañas públicas de educación al uso de redes sociales por ejemplo”.

Contactamos a Luis Redondo, presidente del Congreso Nacional, y a Hugo Noe Pino, diputado del Partido Libertad y Refundación y vicepresidente del Congreso, para conocer el interés en controlar la labor de los consultores en comunicación política, sobre todo en periodo de campañas, y en formar a la población sobre el uso de redes sociales. No recibimos respuestas.  Honduras parece condenada en seguir siendo un paraíso para los desinformadores.

Descargue aquí un Glosario que precisa los significados de palabras o frases referentes a los fenómenos digitales usados en esta investigación

Mercenarios Digitales

Mercenarios digitales es una investigación de Chequeado (Argentina), UOL y Agência Pública (Brasil), LaBot (Chile), Colombiacheck y Cuestión Pública (Colombia), CRHoy, Interferencia y Lado B (Costa Rica), GK (Ecuador), Factchequeado (EEUU) Ocote (Guatemala), Contracorriente (Honduras), Animal Político y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (México), Confidencial y República 18 (Nicaragua), Ojo Público (Perú), El Surti (Paraguay), La Diaria (Uruguay) y tres periodistas investigativas (Bolivia y España/Colombia); las organizaciones de investigación digital Cazadores de Fake News (Venezuela), Fundación Karisma (Colombia), Interpreta Lab (Chile), Lab Ciudadano (Honduras) y DFRLab (EEUU); y estudiantes del curso de maestría Using Data to Investigate Across Borders de la profesora Giannina Segnini (Universidad de Columbia EEUU), con la coordinación del Centro Latinoamericano de Investigación Periodística, CLIP. Revisión y asesoría legal: El Veinte.
Con apoyo financiero de Free Press Unlimited, el programa Redes contra el silencio (ASDI), Seattle International Foundation y Rockefeller Brothers Foundation.

También te puede interesar

CONTAMOS LA
REALIDAD DESDE MIRADAS DIVERSAS

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

ENCUÉNTRANOS EN NUESTRAS REDES

La realidad
de maneras diversas,
directo a tu buzón.