SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Eduardo Bolsonaro tuvo 125 reuniones con miembros de la extrema derecha del continente

El hijo de Jair Bolsonaro forja alianzas y promueve la agenda de Steve Bannon en América Latina

Por Alice Maciel, Natalia Viana, Ken Silverstein (Agência Pública),  Juliana Dal Piva (CLIP, UOL),  Bianca Muniz (UOLl) Tres semanas después de la derrota de Jair Bolsonaro en las elecciones, el …

Por Alice Maciel, Natalia Viana, Ken Silverstein (Agência Pública),  Juliana Dal Piva (CLIP, UOL),  Bianca Muniz (UOLl)

Tres semanas después de la derrota de Jair Bolsonaro en las elecciones, el 19 de noviembre de 2022, Eduardo Bolsonaro (PL/SP) llegó a la Ciudad de México para participar en el primer CPAC en el país, una réplica del evento conservador más grande de Estados Unidos. Mientras se estaba gestando un intento de golpe en Brasil, el diputado, recibido como una de las principales figuras del evento, aprovechó el encuentro que reunió a líderes de la extrema derecha de América Latina, Estados Unidos y Europa para difundir la falsa teoría de que hubo fraude en las elecciones brasileñas.

En el panel titulado “La Lucha en Brasil”, Eduardo mostró imágenes de manifestaciones antidemocráticas contra la legítima victoria de Lula. “Familias se congregaron frente a las sedes de los cuarteles generales porque ya no hay esperanza de que el Tribunal Superior Electoral o la Corte Suprema de Brasil hagan algo, ya que son parte de este sistema”, dijo mientras proyectaba el video en la pantalla.

El diputado brasileño hacía eco de su mentor, el estratega Steve Bannon, quien habló primero. A través de una llamada de video, Bannon puso en duda la credibilidad del voto electrónico y sembró la semilla de la desconfianza en el sistema electoral brasileño. Las elecciones presidenciales en México estaban programadas para el próximo año y un posible candidato era un pupilo de la extrema derecha estadounidense. “Tomen esto como una advertencia, es una gran batalla que tienen por delante (…). Una vez que empiezan a digitalizar las elecciones, una vez que recurren a estas máquinas, ya no tienen votos en papel, no tienen prueba de identidad”, dijo Bannon durante su panel “Estrategias Ganadoras”, añadiendo: “todo esto se hace por una razón, para robar las elecciones”.

El CPAC mexicano, bajo el lema “defendiendo la libertad en las Américas”, fue presidido por Eduardo Verastegui, actor, activista antiaborto y exasesor de Donald Trump en temas relacionados con la comunidad latina. Recibió apoyo tanto del expresidente de Estados Unidos como de Eduardo Bolsonaro para postularse a la presidencia. “Eduardo Verástegui es el futuro presidente de México”, afirmó el hijo de Jair Bolsonaro durante la conferencia.

En política, una mano lava la otra, y el candidato de Eduardo Bolsonaro en México había expresado su apoyo a la reelección de Jair Bolsonaro el año anterior. Verastegui también propagó la teoría de fraude electoral después de la victoria de Lula.

“Queremos construir un movimiento conservador en todo el hemisferio, con líderes bien preparados. Con la ayuda de Dios, comenzamos nuestro trabajo”, dijo Verastegui durante el CPAC México. También celebró la realización del primer congreso conservador en un país de habla hispana. “Hemos esperado mucho, muchos años, pero finalmente podemos decir que el CPAC ha llegado a América Latina”, destacó.

En las redes sociales del CPAC mexicano se publicó un video de Donald Trump defendiendo la expansión del foro en el continente. Después de afirmar la necesidad de “proteger nuestras fronteras” y desmantelar los cárteles criminales, añadió: “Necesitamos detener la propagación del socialismo y evitar que siga expandiéndose en nuestra región y en nuestras tierras”.

El Conservative Political Action Conference (CPAC), el evento conservador más grande de Estados Unidos, fue creado en 1973, pero fue en la década de 1980, con el ascenso del gobierno de Ronald Reagan, un entusiasta de la conferencia, que el evento creció y se convirtió en una parada obligada para los candidatos del Partido Republicano a la presidencia. Desde entonces, se ha expandido a Israel, Corea del Sur, Japón, Australia, Hungría y, hasta noviembre del año pasado, en América Latina solo Brasil había organizado una conferencia similar, bajo el liderazgo de Eduardo Bolsonaro y en la que Verastegui participó en 2021.

El diputado brasileño y el actor mexicano se acercaron a través del estratega estadounidense Steve Bannon. En febrero de 2020, se reunieron en Estados Unidos en una cena ofrecida por Bannon, a la que también asistieron líderes de la extrema derecha europea. “Todo gran movimiento comienza con un primer paso. Ayer, en la cena ofrecida por Steve Bannon, pudimos escuchar las perspectivas de los conservadores latinoamericanos y europeos desde su punto de vista, algo que enriquece nuestro conocimiento y nos da energía: ¡no estamos solos en el mundo, todo lo contrario!”, escribió Eduardo Bolsonaro en sus redes sociales al difundir el encuentro.

Eduardo Bolsonaro, hijo del expresidente Jair Bolsonaro, fue elegido por Steve Bannon para llevar a cabo en América Latina su proyecto de unir a la extrema derecha global y derrotar a la izquierda. “Lo que intento hacer, especialmente con Eduardo, es hablar sobre cómo [desarrollar] un movimiento populista nacionalista en América Latina, cómo conectarlo, hacer que las personas de cada país se comuniquen, compartan ideas, digan qué está funcionando y qué no. Siempre he intentado ser una especie de punto de intercambio, para asegurarme de que podamos hacer conexiones e interconectar a las personas”, destacó Bannon en una entrevista con la BBC en septiembre del año pasado.

Según una investigación realizada por la Agência Pública en colaboración con UOL y otros 18 medios latinoamericanos, así como cinco organizaciones especializadas en investigación digital, bajo el liderazgo del Centro Latinoamericano de Investigación Periodística (CLIP), Eduardo Bolsonaro participó en al menos 43 reuniones desde 2018 con líderes de la ultraderecha de países de América Latina como México, Venezuela, Chile, Bolivia, Argentina y Colombia.

A esto se suman 82 reuniones que Eduardo ha mantenido con influyentes miembros de la ultraderecha estadounidense desde 2018, según la investigación de Pública. Algunos de estos encuentros generaron alianzas duraderas que se activarían en momentos clave del intento de fomentar un golpe de Estado en Brasil a través del cuestionamiento de las urnas electrónicas.

El papel de los CPAC en el proyecto de Bannon para Eduardo Bolsonaro

Un mes después de que Jair Bolsonaro asumiera la presidencia de Brasil en febrero de 2019, Steve Bannon nombró a Eduardo Bolsonaro como representante sudamericano de The Movement, una alianza de políticos conservadores creada por el estratega para “apoyar el nacionalismo populista y rechazar la influencia del globalismo”. Estar cerca de Bannon también ayudó a establecer el CPAC Brasil; este año el evento tendrá su cuarta edición.

Al inaugurar la primera conferencia conservadora en Brasil el 11 de octubre de 2019, Eduardo Bolsonaro declaró que el evento era “el embrión mismo” de la creación de un movimiento mundial de derecha. “Aquí están las personas que en los pasillos intercambiarán contactos y realizarán pequeñas conferencias en sus estados (…) Sin duda, creo que estamos haciendo historia en Brasil al traer el evento conservador más grande del mundo”, enfatizó.

Entre los temas discutidos en esa edición se encontraban “los verdaderos intereses detrás de la crisis de la Amazonia”, “cómo la religión es fundamental como última barrera contra la dominación comunista”, “los derechos humanos en contraposición a la criminalidad en Brasil” y “familias fuertes y la importancia del matrimonio tradicional”.

En la lista de oradores de ese año había personas relacionadas con Donald Trump, como Walid Phares, quien actuó como consejero de política exterior de Trump, el senador Mike Lee, la ex comisionada de la Comisión Federal de Comercio nombrada por Trump, además de Charles R. Gerow y Mercedez Schlapp, líderes de la Unión Conservadora Americana (UCA), realizadores del CPAC. En esa ocasión, Eduardo Bolsonaro firmó un acuerdo de cooperación con los conservadores estadounidenses para el intercambio de conocimientos.

En 2020, el CPAC fue cancelado debido a la pandemia de la Covid-19. En 2021, el evento se llevó a cabo en Brasilia del 3 al 4 de septiembre, en vísperas de las manifestaciones golpistas que tuvieron lugar el 7 de septiembre (día de la independencia de Brasil). Según mostró la Agência Pública, una comitiva de 16 estadounidenses, incluidos financiadores de campaña y aliados de Trump, entre ellos el senador Mike Lee, estaba en Brasil el día de las protestas, y al día siguiente participaron en una cena ofrecida por Eduardo Bolsonaro en el Copacabana Palace, en Río de Janeiro.

Además de los estadounidenses, a partir de 2021, también comenzaron a formar parte de la lista de invitados del CPAC Brasil líderes de la extrema derecha de América Latina y Europa, lo que posibilitó el intercambio entre ellos.

El Coordinador General del movimiento de derecha venezolano Rumbo Libertad, Eduardo Bittar, por ejemplo, estuvo en las dos ediciones anteriores del evento. En 2018, viajó a Brasil para participar en la campaña de Jair Bolsonaro. Aún en diciembre de ese año, Bittar y Eduardo Bolsonaro fueron recibidos en Colombia por el ex presidente Álvaro Uribe. Según un estudio realizado por el equipo de investigación, el venezolano y el diputado brasileño se han reunido al menos otras nueve veces desde entonces.

Más recientemente, en julio de este año, Bittar participó en Brasilia en la manifestación del movimiento pro-armas, presidido por el diputado federal Marcos Pollon (PL/MS), y que contó con la presencia de Eduardo Bolsonaro. El tema de la posesión de armas es importante para el movimiento conservador inspirado en los Estados Unidos.

El año pasado, además de Eduardo Bittar, el CPAC Brasil reunió a la senadora colombiana María Fernanda Cabal, quien también participó en el congreso en 2021, al ex diputado chileno José Antonio Kast, quien fue derrotado por Gabriel Boric en las últimas elecciones presidenciales en el país, y al candidato a la presidencia de Argentina, Javier Milei. Los tres últimos fueron invitados al CPAC México en noviembre.

https://twitter.com/Eduardo_Bittar/header_photo (En la foto, de izquierda a derecha: José Antonio Kast, María Fernanda Cabal, Eduardo Bittar, Eduardo Bolsonaro y Javier Milei).

“Bolsonaro Argentino”

El diputado Eduardo Bolsonaro y la senadora colombiana María Fernanda Cabal, quien se autodenomina “anticomunista” y es admiradora de Jair Bolsonaro y Donald Trump, se conocieron en diciembre de 2018 durante el viaje del parlamentario a Colombia, después de la victoria de su padre en las elecciones. “Como dicen en español, ‘encantado’ de haber conocido personalmente hoy a la Senadora María Fernanda Cabal y su esposo José Félix Lafaurie. ¡Estas personas piensan muy similar a nosotros! Seguramente este contacto continuará”, escribió el diputado en sus redes sociales el 3 de diciembre de 2018. El año pasado, Cabal, Kast y Milei grabaron mensajes de apoyo a la reelección de Jair Bolsonaro.

Apodado el “Bolsonaro Argentino”, Milei, quien estuvo con Eduardo Bolsonaro en Buenos Aires antes del segundo turno de las elecciones en un viaje “patrocinada” por el estratega Fernando Cerimedo – él niega – quien realizó una transmisión en vivo mintiendo sobre la seguridad de las urnas brasileñas, ahora cuenta con la ayuda del diputado y de su padre para postularse a la presidencia. Según reveló un informe del consorcio periodístico, el parlamentario viajó en una misión oficial, a pesar de haber cumplido una agenda electoral en la capital argentina.

El 15 de febrero de este año, Javier Milei publicó un comunicado en redes sociales que decía: “Javier Milei acordó con Jair Bolsonaro unir fuerzas contra el socialismo en el continente. Llegamos a un acuerdo de que es fundamental luchar contra el socialismo en el continente sobre la base de los valores de Dios, patria, familia y libertad”.

Además del discurso, Milei está adoptando en su campaña la táctica bolsonarista, que a su vez imitó la estrategia utilizada por el expresidente Donald Trump, de generar sospechas sobre la credibilidad del sistema electoral.

Detrás de la campaña del presidenciable argentino está el mismo consultor Fernando Cerimedo. Milei se vio envuelto en un escándalo en el país y está siendo investigado por el Ministerio Público tras las denuncias de que estaba vendiendo cargos en su partido.

Promoviendo el intercambio de financiadores y propagadores de noticias falsas

A partir de 2021, los CPACs comenzaron a ser organizados en Brasil por el Instituto Conservador Liberal (ICL), fundado por Eduardo Bolsonaro, y a contar con la cobertura del sitio web de Fernando Cerimedo, La Derecha Diario. El portal, utilizado por el consultor argentino para difundir noticias falsas, informó en septiembre de 2021: “La Derecha Diario, el único medio argentino en el CPAC Brasil, el evento político más importante de la región”.

En el mismo año, la conferencia realizada en Brasilia promovió el extinto sitio web Terça Livre, del bloguero Allan dos Santos, objetivo de la investigación sobre noticias falsas en el Supremo Tribunal Federal (STF), que investiga la difusión de noticias falsas. Actualmente, Allan dos Santos está prófugo de la justicia y, según un informe del proyecto Mercenários Digitales, el bloguero abrió una empresa y creó un nuevo Terça Livre en Estados Unidos. Durante el evento, mujeres contratadas por Terça Livre vendieron paquetes de suscripción por 70 dólares, con contenido exclusivo del canal.

Además, como mostró la Agência Pública, los dos últimos CPACs brasileños fueron patrocinados por la red social de extrema derecha Gettr, dirigida por el exasesor de Donald Trump, Jason Miller, mencionado en otra investigación del STF, la de las milicias digitales, que investiga la existencia de una organización criminal con el propósito de atacar el estado democrático de derecho.

La delegada de la Policía Federal Denisse Ribeiro resaltó a lo largo de la investigación que Miller “está vinculado con el mencionado ciudadano estadounidense Steve Bannon, una persona señalada como uno de los responsables del modelo de propaganda basado en noticias falsas utilizado en elecciones”. Gettr fue una de las principales plataformas donde las teorías conspirativas sobre fraudes electorales fueron distribuidas libremente durante las últimas elecciones brasileñas.

El año pasado, María Fernanda Cabal, quien se reunió con Jason Miller en CPAC Brasil 2021, lo recibió en Colombia: “Tuve la oportunidad de recibir en Bogotá a @JasonMillerinDC, exasesor de comunicaciones del presidente Donald Trump. Estamos unidos por la convicción de un mundo libre del comunismo”, escribió el 17 de enero de 2022.

Imagem: post María Fernanda Cabal e Jason Miller em Bogotá 

De las Américas a Europa

Además de las Américas, el diputado federal brasileño ha establecido una fuerte alianza en los últimos años con el líder de la extrema derecha de España, Santiago Abascal, quien preside el partido Vox y la Fundación Disenso.

En octubre de 2020, Abascal lideró la creación del Foro de Madrid, una alianza internacional “para frenar el avance del comunismo en la iberoesfera”, según la carta de fundación que contó con la firma de Eduardo Bolsonaro. El bloque surgió con la intención de oponerse a las articulaciones de ex presidentes, partidos y movimientos sociales del campo progresista, como el Foro de São Paulo y el Grupo de Puebl

Eduardo e Abascal Brasil Profundo

Además, en 2021, el partido Vox utilizó 100 mil euros de fondos públicos del Ministerio de Cultura español para financiar un documental contra el presidente Lula, según reveló el periódico El País. La película “Desenmascarando el Foro de São Paulo” tiene a Eduardo Bolsonaro como uno de los protagonistas.

En junio de este año, Abascal y el hijo de Jair Bolsonaro se encontraron en España durante un viaje del parlamentario a Europa, acompañados por el exministro Onyx Lorenzoni. Los dos políticos brasileños también pasaron por Portugal e Italia, donde se reunieron con líderes de los partidos de extrema derecha europeos Chega, Fratelli d’Italia y Lega Nord, respectivamente.

“Lo que buscamos aquí es aprender, integrarnos con nuestros partidos, sumar experiencias y, lo que es más importante, trabajar junto a aliados para el presente y el futuro de Europa y Brasil”, dijo Onyx Lorenzoni en un video grabado junto a Eduardo, después de completar la agenda en el continente.

“Pronto, quién sabe, tal vez anunciemos algunas novedades”, añadió Eduardo.

Descargue aquí un Glosario que precisa los significados de palabras o frases referentes a los fenómenos digitales usados en esta investigación.

Mercenarios Digitales

Mercenarios digitales es una investigación de Chequeado (Argentina), UOL y Agência Pública (Brasil), LaBot (Chile), Colombiacheck y Cuestión Pública (Colombia), CRHoy, Interferencia y Lado B (Costa Rica), GK (Ecuador), Factchequeado (EEUU) Ocote (Guatemala), Contracorriente (Honduras), Animal Político y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (México), Confidencial y República 18 (Nicaragua), Ojo Público (Perú), El Surti (Paraguay), La Diaria (Uruguay) y tres periodistas investigativas (Bolivia y España/Colombia); las organizaciones de investigación digital Cazadores de Fake News (Venezuela), Fundación Karisma (Colombia), Interpreta Lab (Chile), Lab Ciudadano (Honduras) y DFRLab (EEUU); y estudiantes del curso de maestría Using Data to Investigate Across Borders de la profesora Giannina Segnini (Universidad de Columbia EEUU), con la coordinación del Centro Latinoamericano de Investigación Periodística, CLIP. Revisión y asesoría legal: El Veinte.
Con apoyo financiero de Free Press Unlimited, el programa Redes contra el silencio (ASDI), Seattle International Foundation y Rockefeller Brothers Foundation.


También te puede interesar

CONTAMOS LA
REALIDAD DESDE MIRADAS DIVERSAS

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

ENCUÉNTRANOS EN NUESTRAS REDES

La realidad
de maneras diversas,
directo a tu buzón.