SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Aquí pasó algo | Víctimas del Conflicto Armado Interno

Escucha aquí la cápsula: Explora aquí el especial sonoro de Aquí pasó algo Narradora: Estamos en la zona 1 de Ciudad de Guatemala, en la banqueta sobre la Séptima Avenida …


Escucha aquí la cápsula:


Explora aquí el especial sonoro de Aquí pasó algo


Narradora: Estamos en la zona 1 de Ciudad de Guatemala, en la banqueta sobre la Séptima Avenida del Centro Histórico, entre la sexta y la octava calle. Frente a  la Catedral Metropolitana, verás el atrio de piedra y las tres puertas de madera del templo. 

Alrededor del atrio, 12 columnas sostienen una reja de hierro. Las columnas tienen unos tres metros de altura y sobre ellas hay unas esferas de piedra.

Acércate a ellas. Talladas sobre placas de mármol, hay unas palabras. Son los nombres y apellidos de personas. De 13,500 personas. 

Ana Jom

Roberto Galiego Chen

Fabiana Jiménez Ortiz

Luis Fuentes Miranda

María Hernández Alonzo 

Angel Alvarado

Si levantas la vista, verás a modo de títulos: «víctimas ejecutadas», «víctimas de masacres», «víctimas desaparecidas», «víctimas de torturas». Y un poco más arriba, los nombres de las aldeas, caseríos, y municipios donde se llevaron a cabo masacres durante el Conflicto Armado Interno en Guatemala, que duró 36 años; de 1960 a 1996, cuando se firmó la paz.

***

Nery Rodenas: Mi nombre es Nery Rodenas, soy director ejecutivo de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala. 

Cuando estaba por terminarse el proyecto interdiocesano para la Recuperación de la Memoria Histórica, el REMHI, se iba a trabajar y la presentación del informe “Guatemala Nunca Más”. 

El informe “Guatemala Nunca Más” es, digamos, el resultado de todo este proceso en el cual pues se hacen los análisis de la información que se recabó durante los hechos que sucedieron durante el conflicto armado interno y digamos que se hace una descripción de qué fue lo que pasó. 

Se tiene documentados aproximadamente 55 mil casos de personas que fueron afectadas por la guerra y entonces con base a esa base de datos se pensó en generar algún tipo de monumento que pudiera dignificar la memoria de las víctimas.

Y la intencionalidad como ya expliqué pues era la de dignificar a las víctimas que los familiares los sobrevivientes de la guerra pudieran llegar y tener un lugar en donde pudieran reconocer los nombres, dar una identidad a la gente que había sido afectada.

Tardó aproximadamente, poco menos de un año, para tallar, colocar las placas de mármol que están en el atrio de la catedral, pero sigue siendo digamos una forma de reconocer identificar la memoria de las víctimas de la guerra.

El informe Guatemala nunca más fue presentado el 24 de abril en la Catedral Metropolitana, me acuerdo que eran las seis de la tarde más o menos, cuando estaban reunidos ahí los obispos de la Iglesia Católica. 

Me llamó la atención que estaba llenísimo de gente, no había lugar para que uno se pudiera poner. Entonces, yo ese día me acuerdo que me ubiqué en los laterales, en uno de los laterales de la Catedral Metropolitana. Pues desde ahí yo escuchaba a lo lejos los discursos que la gente iba teniendo.

Digamos que cuando terminó el acto, la ceremonia de la presentación del informe «Guatemala Nunca Más», me acuerdo haber visto algunas personas llorando, estaba la Premio Nobel, la doctora Rigoberta Menchú, estaba la doctora Helen Mack y había familiares, me acuerdo, de la familia Molina Theissen, que estaban parados cerca del altar de la catedral. Y tanto monseñor Juan José Gerardi Conedera como Ronalth Ochaeta y otros obispos, estaban entregando ejemplares del informe «Guatemala Nunca Más». 

Nosotros lamentamos, por ejemplo, que el Estado de Guatemala no haya hecho un monumento a la dignificación de las víctimas de la guerra. Todos los países del mundo que han tenido un conflicto armado interno dignifican a sus muertos, recuerdan a sus muertos y hacen acciones para dignificar a sus muertos, pero no vimos nosotros que hubiera desde Guatemala pues una forma de dignificar. 

Creo que las comunidades lo han hecho por sí solas, la Iglesia Católica ha colaborado mucho también y por lo tanto yo creo que es una cuestión muy importante porque está ubicado en el Parque Central a la par del Palacio Nacional en donde está el símbolo del poder civil de Guatemala.

***

Narradora: ¿Quieres escuchar lo que pasó en otros lugares? Si estás haciendo un recorrido presencial, puedes ir al Parque San Sebastián y buscar el Código QR donde te contaremos del lugar donde vivió y fue asesinado Juan José Gerardi Conedera, quien impulsó el informe de REHMI, cuyos nombres ves aquí. 

Si haces el recorrido digital, puedes escuchar las demás cápsulas en agenciaocote.com o en tu plataforma de audio favorita. También puedes explorar el mapa para ver otros lugares.

María Olga Domínguez Ogaldes

También te puede interesar

CONTAMOS LA
REALIDAD DESDE MIRADAS DIVERSAS

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

ENCUÉNTRANOS EN NUESTRAS REDES

La realidad
de maneras diversas,
directo a tu buzón.