SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Nebaj pide justicia para víctimas ixiles

En el Día Nacional de la Dignificación, la comunidad de Santa María Nebaj pidió, como cada año, justicia para las víctimas del Conflicto Armado Interno en la región Ixil. Un informe de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODHAG) consigna 1,296 víctimas en 22 comunidades que se distribuyen en casos de desaparición, masacres y ejecuciones extrajudiciales.

La comunidad de Santa María Nebaj conmemora el Día Nacional de la Dignificación exigiendo justicia para víctimas de la región ixil.

Familiares de víctimas sostienen las imágenes de una exhumación realizada en Nebaj, Quiché, parte de la región ixil. Fotografía Christian Gutiérrez.

Entre las montañas de Quiché, después de unas seis horas de camino en vehículo desde la capital, está Santa María Nebaj, uno de los municipios de la región ixil que no se olvida de las víctimas del Conflicto Armado Interno, en donde, según el informe de la ODHAG, de dieron más de 34 masacres  y al menos 49 hechos de sometimiento. 

Nombres de personas asesinadas durante el conflicto se leen en decenas de lápidas en el cementerio de la localidad. 

Es viernes 24 de febrero de 2023. Fieles de la iglesia católica realizan un vía crucis con la imagen de Jesús Nazareno. La procesión recorre las estrechas calles de Nebaj, el recorrido es corto, dan una vuelta en los alrededores de la iglesia y finaliza en la calle principal que pasa frente al parque central. 

En la catedral está la imagen de Jesús Crucificado. En la misma pared, en pequeñas cruces de madera, se han colocado  más nombres de personas asesinadas y también de desaparecidas durante el conflicto .

Es la vigilia para esperar el Día Nacional de la Dignificación de las Víctimas del Conflicto Armado Interno de este año. 

Esta conmemoración tiene su origen el 25 de febrero de 1999, día en que fue revelado el documento Guatemala memoria del silencio, el informe de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico (CEH), que documentó, entre otras violaciones de derechos humanos, actos de genocidio, ejecuciones extrajudiciales, torturas contra comunidades indígenas de la región Ixil.

[Explora nuestra sección Sincrónica casos emblemáticos sobre memoria histórica

El informe recomendó al Estado establecer que cada 25 de febrero fuera conmemorado el Día nacional de la dignificación de las víctimas, con el propósito de «honrar a hombres y mujeres sobrevivientes y dignificar la memoria de las personas que fueron masacradas, ejecutadas y desaparecidas». También es una ocasión para seguir exigiendo justicia. 

Las conmemoraciones se hicieron oficiales en 2004, durante el gobierno de Óscar Berger. 

Actualmente hay, al menos, 10 casos de memoria histórica abiertos en los que se investigan posibles violaciones de derechos humanos. 

[Más detalles en: Los casos de memoria histórica que aún esperan justicia]

Algunos de estos casos son los del Genocidio maya ixil durante durante el gobierno de Lucas García (1978-1982, que continuó durante el gobierno de facto de Efraín Ríos Montt (1982-1983); la Masacre de las Dos Erres, el caso Diario Militar y el caso Creompaz.

***

Cruces con nombres de víctimas rodean la imagen de Jesús crucificado en la catedral de San María Nebaj, en la región ixil. Fotografía Christian Gutiérrez.
Cruces con nombres de víctimas rodean la imagen de Jesús crucificado en la catedral de San María Nebaj, en la región ixil. Fotografía Christian Gutiérrez.

Sábado 25 de febrero de 2023. Mujeres, hombres, familiares, amigos y organizaciones de derechos humanos que dan acompañamiento a las víctimas inician con el montaje de las actividades. 

La luz del sol empieza a intensificarse y las gradas en el atrio se llenan de gente que circula entre una galería al aire libre que exhibe una serie de fotografías con imágenes de fotoperiodistas que se realizaron durante exhumaciones de víctimas de esta región. 

«Nos duele. Nos duele no solo por ya no ver a nuestra familia, sino también porque hay pueblos como el de Chajul, que perdieron a todas las familias», expresa Juan Caba. Junto a su esposa, Rosa Xinic, sostiene un cuadro del momento de la exhumación de un familiar.

Xinic también recuerda a su padre, quien asegura fue víctima por «estar defendiendo los territorios». 

«Exijo que se haga justicia con los casos abiertos», dice la mujer. 

[Lee también: Un año con sentencia a la espera de justicia]

El informe del CEH registró 23,671 víctimas de ejecuciones arbitrarias y 6,159 víctimas de desaparición forzada durante el Conflicto Armado Interno. En esa cifra se incluyen a hombres, mujeres, y a niñas y niños; indígenas, ladinos, obreros, profesionales, religiosos, políticos, campesinos, estudiantes y académicos.

En el atrio de la iglesia se escuchan pronunciamientos de mujeres de la región ixil que piden al Estado que se garantice reparaciones dignas para las familias de las víctimas.

Héctor Reyes, director del Centro Para la Acción Legal en Derechos Humanos (CALDH), dijo a Ocote que actualmente «existen casos en distintos juzgados que no tienen un avance alentador, debido a la fragilidad del sistema de justicia que tiene a jueces y juezas cuestionables». 

La institución también observa como punto a favor los casos en los que se ha ligado a proceso a altos mandos militares, porque es un paso para llegar a la justicia que claman las familias y sobrevivientes de las diferentes masacres.

[Lee sobre el juico por genocidio: “El castigo al hombre que no detuvo el terror”

Mujeres originarias de la región ixil contemplan las fotografías de la galería en el atrio de la iglesia en Nebaj, el 25 de febrero de 2022. Fotografía Christian Gutiérrez.
Mujeres originarias de la región ixil contemplan las fotografías de la galería en el atrio de la iglesia en Nebaj, el 25 de febrero de 2022. Fotografía Christian Gutiérrez.

En el centro del parque destaca una manta con el mensaje «Nunca más ríos de sangre en Guatemala». La consigna nació para expresar el rechazo a la candidatura de Zury Ríos, hija del exdictador Ríos Montt, condenado dos veces por genocidio contra la población de la región ixil, primero en 2013, y luego en 2018, tras anularse la primera condena. Zury Ríos aspira a participar en las elecciones presidenciales de junio de este año.

Mujeres ixiles encienden unas velas en un pequeño altar, como símbolo de persistencia en la lucha por la justicia y la dignificación para las víctimas y sus sobrevivientes.

***
[Te recomendamos Las 12 lecturas esenciales para entender la guerra en Guatemala]

Christian Gutiérrez

También te puede interesar

CONTAMOS LA
REALIDAD DESDE MIRADAS DIVERSAS

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

ENCUÉNTRANOS EN NUESTRAS REDES

La realidad
de maneras diversas,
directo a tu buzón.