SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Con horchata rosa se conversa

Desde la alegría, las risas y las redes de apoyo se construye la organización comunitaria en Escuintla. “Crear Escuintla” es un grupo de 14 personas que por medio del arte y del diálogo transforma su territorio, descentralizan las luchas y llegan a otras comunidades.

La horchata comúnmente es blanca, pero en Escuintla, de vez en cuando, se torna rosa. Esta horchata reunió por primera vez en 2019 a un grupo de personas. Conversaron sobre …

La horchata comúnmente es blanca, pero en Escuintla, de vez en cuando, se torna rosa.

Esta horchata reunió por primera vez en 2019 a un grupo de personas. Conversaron sobre las personas LGBTIQ+, intercambiaron saberes, reflexionaron, tomaron esa horchata rosa. Construyeron conocimientos. 

La receta de la horchata rosa es secreta y una creación de Antonella Barillas, mujer trans y cofundadora de Crear. Antonella resiste a un sistema que no le permite tener un trabajo formal, por lo que se gana la vida a través de la venta de refrescos. La  horchata rosa es uno de sus productos estrella.     

«Es para reivindicar el color rosa que se asocia a lo femenino, a lo débil, a todas esas cargas misóginas que tiene este color. En nuestro contexto también como persona LGBTIQ+, nos dicen eres una nenita, caminas como mujer y pues apropiarnos y decir sí, porque las mujeres son poderosas y aquí está el color rosa», dice Misael Molina, director ejecutivo de Crear Escuintla. 

Misael es una persona no binaria y pansexual. Nació en Escuintla, vive en Escuintla y lucha en Escuintla. Le interesan las reflexiones que se hacen desde el anticolonialismo. 

Además del  activismo y  la defensa de los derechos humanos. Es psicólogue y se dedica a la investigación social, trabaja en proyectos para la defensoría de derechos humanos y prevención de violencias en contra de personas LGBTIQ+, mujeres y pueblos originarios.  

Los diálogos alrededor de la horchata rosa continúan, pero no es la única forma de expresión de la organización . También tienen un club de lectura que se llama Las Pervertidas. Ahí comparten reflexiones de algún libro en particular.  Han leído Los monólogos de la vagina, El género en disputa y algunos textos de amor romántico, entre otros.   

Crear también trabaja en la recuperación de los espacios públicos que han sido negados a mujeres y personas LGTBIQ+. (Foto cortesía Crear Escuintla)

Dos años después de la primera horchata rosa, un 24 de marzo de 2021, en el campo de fútbol de la comunidad Portales de Escuintla, una pantalla gigante reproducía imágenes de la película Valiente. Era el cine comunitario de Crear. Alrededor, las  luces coloridas titilaban pues se celebraba la feria del lugar.

Misael cuenta que al terminar la película las personas pidieron la palabra y opinaron sobre lo que vieron. Una niña levantó la mano. Dijo que quiere ser como la protagonista de la película porque luchó y puede estar sola, no necesita casarse. Más niñas levantaron la mano y se apropiaron del espacio.       

«Nuestra idea es que las cosas se descentralicen y dejen de existir solo en la ciudad capital, pero también en Escuintla nosotros estamos en la cabecera. Entonces la pregunta era cómo llevar esta información a otros territorios dentro de Escuintla, a otros municipios, a otras comunidades, a otras fincas. Surgió el cine comunitario», recuerda Misael.

En 2021, el espacio de un campo de fútbol en portales Escuintla fue transformado en un cine (Foto cortesía Crear Escuintla)

Crear organiza los cines comunitarios en coordinación con los Consejos Comunitarios de Desarrollo (Cocodes) de cada comunidad. No pretenden  imponer en los territorios  ni transformar sus vidas, sus cosmovisiones, su cultura, pero sí procuran  dar la opción de abrazar nuevos imaginarios.  

Además de Valiente, también proyectan Encanto.Con esta historia han escuchado reflexiones de mujeres sobre la carga de ser la hermana mayor. «No hablamos de género, ni de sexualidad desde las teorías; pero desde nuestros territorios se vive desde una forma distinta», dice Misael.

En Escuintla es común ver a hombres armados. “Tratan de que se vea el arma porque da una connotación de machos”, dice Misael. Eso es un riesgo para las personas diversas y Misael lo sabe. «En qué momento se levanta un hombre de estos y nos violenta, pero nos hemos abrazado como colectivo y eso nos da fuerza», agrega.  

En los próximos días Crear tendrá una oficina, por primera vez. Además les donaron una cañonera, lo que les permitirá continuar con el cine comunitario. El sueño de las personas de la organización es  tener un centro para el arte y un espacio para recibir a personas LGTBIQ+ en situación de calle que hayan tenido que desplazarse. 


Nota de la editora: con fecha 4 de septiembre de 2023 se añaden los datos de contacto de la Asociación Crear, para quien desee apoyar su labor.

Correo: hola@crearescuintla.com

Web: www.crearescuintla.com

Facebook, Instagram y Twitter: @crearescuintla 

María José Longo Bautista

También te puede interesar

CONTAMOS LA
REALIDAD DESDE MIRADAS DIVERSAS

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

ENCUÉNTRANOS EN NUESTRAS REDES

La realidad
de maneras diversas,
directo a tu buzón.