SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Verdadero: la falta de lluvias hace desaparecer el río Sachichá 

En varios videos que circulan en redes sociales se ha alertado de que el río Sachichá, ubicado entre los municipios de Cobán y Chisec, en Alta Verapaz, desapareció debido a las altas temperaturas y la falta de lluvias en la región. Fáctica comprobó que el fenómeno es verdadero.

Los videos y fotografías se han viralizado en TikTok y en Facebook y aseguran que el río Sachichá desapareció desde abril de 2024.  En las imágenes se leen textos como …

Los videos y fotografías se han viralizado en TikTok y en Facebook y aseguran que el río Sachichá desapareció desde abril de 2024. 

En las imágenes se leen textos como «es increíble lo que está pasando. El río Sachichá se secó» o «es una época bastante difícil para miles de familias alrededor y seguimos orando para que Dios envíe la lluvia pronto». 

Capturas de varios videos de cómo se ve lo que hasta hace unos meses era el río Sachichá, en Alta Verapaz.

Además, se muestra la cuenca seca, que en los primeros meses de 2024 aún llevaba agua. El río Sachichá tiene el característico verde turquesa de los afluentes de la región norte de Guatemala y provee agua a comunidades aledañas. Pero también es un sitio turístico con varios centros recreativos en sus riberas y una cascada en su nacimiento.

Los vecinos de los alrededores de Sachichá confirman que el río se está secando y lo lamentan, debido a que dependen de sus aguas para atraer al turismo y tener un sustento.

Ever Alvarado, de la Reserva Sachichaj, asegura que «el paisaje afecta. No tenemos turismo, porque la gente quiere ver la catarata y ya no está. Debemos esperar a que llueva de nuevo para que regrese».

«Eso pasa cada 50 años, según cuenta la gente que ha vivido más tiempo. Ahora llevamos cinco meses de sequía», añade Alvarado, quien confirma que el río empezó a desaparecer desde abril.

Según él, las lluvias en la región llegan cada año a mediados de mayo, pero afirma que en la actualidad «ya cayeron unas, pero ni cosquillas le han hecho a la tierra».

Un fenómeno cíclico

Se consultó al biólogo Jorge Luis Galindo, director del Centro de Estudios Atitlán, del Instituto de Investigaciones de la Universidad del Valle de Guatemala, quien confirma que el fenómeno puede ser cíclico en la región cuando se dan las condiciones de sequía y altas temperaturas, como las registradas este 2024.

Además, el experto en recursos naturales asegura que la composición del terreno en la región es un factor determinante para lo que ahí ocurre. 

«El suelo de la región es kárstico, su composición geológica es de carbonato de calcio y el correr del agua hace que con el pasar del tiempo se vaya desgastando y crea filtraciones subterráneas», añade Galindo.

Durante siglos, en ese territorio se ha formado gran cantidad de cavernas, fisuras y grietas en donde abundan los ríos subterráneos y otros depósitos de agua por debajo del suelo, como los cenotes.

Eso provoca que cuando las lluvias escasean, el agua se filtra y no alcanza para permanecer en la superficie. Sin embargo, cuando llueve en exceso, los ríos subterráneos se llenan y el agua fluye de nuevo a la superficie.

«El problema en este caso es que por las altas temperaturas y la gran cantidad de incendios forestales en la región, el sistema podría no tener la capacidad de volver a llenarse o por lo menos de recuperarse un poco», explica el experto.

No es la primera vez

Este fenómeno se documentó también en 2019, en el río San Simón y la laguna Sepalau. Durante meses, desaparecieron por la sequía de ese año en Alta Verapaz, y cuando regresaron las lluvias, el agua volvió a los caudales.

El fenómeno inverso ocurrió un año después, con el paso de las tormentas Eta e Iota, en noviembre de 2020. La cantidad de agua que cayó desbordó desde el subsuelo e inundó la aldea Campur, en San Pedro Carchá.

Las viviendas de más de 1,800 personas quedaron sumergidas por casi tres meses hasta que la época seca del año siguiente hizo que el agua fuera cediendo. 

Capturas de video de 2019 cuando el río San Simón también desapareció debido a la sequía de la época, pero al volver las lluvias regresó a su caudal. 

Las lluvias empiezan a llegar

En su pronóstico de lluvias para 2024 el Instituto Nacional de Sismología Vulcanología Metereología e Hidrología (Insivumeh), registra que el sector de Alta Verapaz e Izabal es el que más tarde inició el invierno: entre la última semana de mayo y la primera de junio.

Sin embargo, en su informe de perspectiva climática para junio, también pronostica que el calor se mantendrá en los departamentos del norte del país. En Alta Verapaz las temperaturas altas se prevén entre 28 y 30 grados celsius.

Esto es lo que en el último mes provocó la mayor cantidad de incendios forestales registrados de los últimos años entre Alta Verapaz, Izabal y Petén. 

Las altas temperaturas producto de la variabilidad climática que afecta a todo el planeta, con sequías cada vez más constantes, alertan que el fenómeno de la desaparición de ríos puede repetirse con más frecuencia.

Lagunas en Huehuetenango

En Huehuetenango, donde el suelo también está compuesto por material kárstico y el calor ha sido intenso este verano, también se publicó en redes sociales que dos lagunas muy visitadas por los turistas se secaron: Laguna Magdalena y Laguna del Chivo.

Ambas están ubicadas en la Sierra de los Cuchumatanes. La primera es muy visitada por turistas y es administrada por una comunidad cercana, en San Juan Ixcoy, Huehuetenango. Diego García, un comunitario, mostró en un video a través de su cuenta de Facebook el terreno seco. 

En el mismo explica que la falta de lluvia en los últimos meses es lo que hizo que el agua desapareciera de la laguna. También mostró el río del mismo nombre, que la alimenta, cuyo caudal ha disminuido considerablemente.

Screenshot

«Es preocupante porque no ha llovido mucho, el río está disminuyendo y ya no logra llenar la laguna, pero aún tenemos el río por acá. Vamos a seguir pidiendo a Dios para que pronto llueva y que todo el lugar maravilloso llegue a lo normal», relata en su video.

A pocos kilómetros de allí, también en San Juan Ixcoy, el usuario de TikTok @Julian15_Jr mostró escenas de la Laguna del Chivo, que se encuentra en una situación parecida.

Esta laguna tiene dos características. La primera es que en el fondo del agua reposan troncos de árboles que pareciera que están petrificados y pueden apreciarse por lo cristalino del agua.

Su segunda característica es que es más frecuente que su nivel de agua se reduzca considerablemente cada verano. Sin embargo, no había llegado a secarse por completo, como ha ocurrido ahora.

Screenshot

Nota de edición: El miércoles 5 de junio a las 2:00 am se actualizó esta publicación con la información de las lagunas de Huehuetenango.


¿Y yo, qué puedo hacer?

Tour operadores y propietarios de centros ecológicos de Alta Verapaz han pedido a turistas que sigan visitando los atractivos de la región. Con la frase «Porque no solo somos río…», aseguran que existen más ríos, lagunas, cuevas, hoteles, restaurantes y piscinas que se pueden visitar, para seguir apoyando el turismo comunitario y ecológico.

También te puede interesar

CONTAMOS LA
REALIDAD DESDE MIRADAS DIVERSAS

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

ENCUÉNTRANOS EN NUESTRAS REDES

La realidad
de maneras diversas,
directo a tu buzón.