#Subjetividades
Seguridad alimentaria: – definiciones y causales
Por:

Algunas definiciones básicas

  1. ¿Qué es seguridad alimentaria?

El concepto de seguridad alimentaria ha sido definido en numerosas ocasiones por la comunidad internacional, y ha evolucionado considerablemente a través del tiempo.  Uno de los cambios fundamentales ha sido su expansión desde el concepto de disponibilidad continua de alimentos hacia la noción contemporánea de los alimentos como un elemento más dentro de un contexto social que determina a los modos de vida.

Así, la seguridad alimentaria se ve como determinada por el contexto social y las relaciones, o balance de poder, entre los distintos grupos de interés que constituyen la sociedad.

El consenso surgido del debate global es:

«La seguridad alimentaria [en los niveles de hogar, nacional, regional y global se alcanza] cuando todas las personas, todo el tiempo, tienen acceso físico y económico a alimentos suficientes, seguros y nutritivos para alcanzar sus necesidades y preferencias alimentarias para llevar una vida sana y activa» (Cumbre Mundial de la Alimentación, Roma, 1995).

La seguridad alimentaria nacional es un concepto que abarca cuatro dimensiones principales:

  1. Disponibilidad, en cantidades suficientes, de alimentos de adecuada naturaleza y calidad en todas partes del territorio nacional, sin perjuicio por sus orígenes (producción local, importaciones y asistencia alimentaria).
  2. Acceso de todas las personas a los recursos necesarios para tener la capacidad de adquirir los alimentos que aseguren una dieta nutricionalmente adecuada.  Estos recursos no son solamente financieros, sino que abarcan además la posibilidad de producir alimentos o recibirlos de otros.
  3. Estabilidad del acceso a los alimentos, es decir, la certeza de acceso a los alimentos por parte de las personas aún en el caso de que se produzcan impactos económicos o naturales.
  4. Utilización (biológica) satisfactoria de los alimentos por parte de las personas, sin que estén sujetas a problemas higiénicos o de salud (agua potable, servicios médicos y de saneamiento, etc.).

Para que un individuo esté en situación de seguridad alimentaria, todas las condiciones anteriores deben producirse y respetarse al mismo tiempo.

La inseguridad alimentaria se puede medir de múltiples maneras. Al nivel individual se acostumbra realizar medidas antropométricas que permiten detectar la desnutrición y diferenciar los casos crónicos de temporales, y sus niveles de severidad.

El concepto de seguridad nutricional complementa el concepto de seguridad alimentaria al agregar una dimensión de salud, que abarca la disponibilidad de servicios de salud y el conocimiento de buenas prácticas para la preparación y consumo de alimentos por los miembros de la familia.  La seguridad nutricional también incluye la eliminación de cualquier deficiencia significativa de minerales y vitaminas (en general, de micronutrientes) que caracteriza a las personas desnutridas.  

Como ya se indicó, la seguridad alimentaria puede ser definida en varios niveles: individual, de hogar, de comunidad o grupo de población; regional, nacional, de grupos de países, o aun de continentes.  Es obvio que alcanzar la seguridad alimentaria en alguno de esos niveles no necesariamente implica que se ha alcanzado en los otros.  Por ejemplo, un país que está en situación de inseguridad alimentaria casi siempre tendrá algunos grupos de población cuyas necesidades alimenticias están bien cubiertas.  De igual manera, muchos países que están en situación de seguridad alimentaria nacional tienen grupos de población que no comen lo suficiente. Aún más: un hogar en seguridad alimentaria podría tener miembros que no cubren sus necesidades de alimentos.

Requerimientos y consumo alimentario

La cantidad de energía y nutrientes requeridos por un individuo saludable para desarrollar plenamente su potencial y vivir una vida plena es conocida como necesidades alimentarias. Sus requerimientos están expresados usualmente como requerimiento diario, y varían según ciertas categorías de personas (edad, peso, estado fisiológico –p. ej. crecimiento, embarazo o lactancia— y nivel de actividad física).

Consumo alimentario es la cantidad de comida consumida por cualquier individuo.  Esto incluye los desperdicios al nivel de hogar después de que los alimentos han sido adquiridos y preparados (por lo tanto, incluye descartes como cáscaras y residuos después de la preparación de los alimentos). El volumen y la composición de este consumo depende del nivel de ingresos disponibles del individuo (y del hogar del cual forma parte), el grupo de población al que pertenece (urbano, rural) así como de ciertos factores sociales y culturales –incluyendo el conocimiento sobre cómo comer de manera saludable—. Por ejemplo, cuando aumenta el nivel de consumo, los alimentos básicos (cereales, raíces y tubérculos) tienden a disminuir en la dieta mientras aumenta el consume de carnes, pescado, frutas y vegetales.  En el caso de China, la dieta tradicional se basa en cereales, verduras y pequeñas cantidades de carne.  Pero con el aumento del ingreso familiar, el consumo de carnes y pescados ha aumentado fuertemente junto a la urbanización y el desarrollo de los mercados (creando así una gigantesca demanda alimentaria).

De manera general, la proporción de ingreso total usado para consumo alimentario decrece en la medida en que el ingreso aumenta. Para la categoría más pobre en un país de bajos ingresos, el consumo alimentario puede representar hasta 80 por ciento del ingreso total, mientras que en niveles superiores este puede estar por debajo del 10 por ciento. En consecuencia, el componente gasto alimentario en el presupuesto total familiar varía mucho de país a país, particularmente entre países de mayor a menor desarrollo, siendo una relación inversamente proporcional (a mayor grado de desarrollo, menor es la proporción de gasto alimentario en la canasta de consumo familiar).

Donde los requerimientos alimentarios son determinados principalmente por factores fisiológicos (por contraste con factores de estatus social, por ejemplo) el consumo depende de factores económicos, sociales y culturales.  Los niveles de consumo (también conocidos como demanda alimentaria) pueden estar influenciados por políticas, especialmente aquellas que afectan a los precios.

[Te puede interesar: De Nikolai Vavilov a Terminator. Una columna de Byron Ponce sobre la historia de las semillas y los transgénicos]


Pobreza y seguridad alimentaria

Debido a que al ingreso afecta el consume alimentario, la pobreza es una de las principales causas de inseguridad alimentaria (a esto le llaman el círculo vicioso de la pobreza). 

La pobreza se define a menudo usando una línea estadística a su vez definida como el nivel de ingreso debajo del cual una persona puede ser definida como pobre (Banco Mundial). En contraste con esta definición simplista, Amartya Sen, ganador del Premio Nobel de Economía (1998), define la pobreza como la ausencia de un nivel suficiente de derechos fundamentales (entitlements), como el derecho de acceso a bienes esenciales, que podría ser el acceso a bienes que están siendo producidos, o el derecho de acceso a bienes a través de intercambios en el mercado —incluyendo los que se pueden adquirir vendiendo la propia fuerza de trabajo—. Él también considera los derechos extendidos, basados en relaciones sociales, obsequios y trueques, así como bienes públicos que el individuo puede usar para sus intercambios.  Así, la cantidad de bienes disponibles a un individuo (la cantidad total de bienes disponibles para que una persona intercambie, o exchange entitlement set) puede ser modificada, sea cambiando el número de bienes o modificando sus derechos de intercambio. Por lo tanto, la pobreza es, sobre todo, un concepto altamente contextualizado y un concepto multidimensional ligado a la escasa (o desigual) capacidad de escoger que pueda tener una persona.  Lo que nos debe quedar claro aquí es que ingreso es solamente una de las dimensiones de la pobreza, junto a otras de naturaleza social, institucional e incluso cultural. El concepto se relaciona con una visión multidimensional del desarrollo, que ha sido la base del Informe sobre Desarrollo Humano que se produce anualmente por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (UNDP) desde 1990.

La pobreza es una de las causas principales de la inseguridad alimentaria. En los hogares pobres, una vez se deducen los gastos en necesidades básicas (energía, vestuario, techo y otros), los recursos restantes no son suficientes para satisfacer otras necesidades básicas, incluyendo alimentos.  La pobreza es, en sí misma, resultado y causa de la malnutrición provocada por la inseguridad alimentaria crónica. Numerosos estudios han demostrado que la malnutrición crónica es un factor para perpetuar la pobreza.  Una persona crónicamente desnutrida alcanza un nivel bajo de desarrollo físico e intelectual, y su capacidad para trabajar es afectada, especialmente por falta de suficiente energía para sus procesos físicos y mentales. Está más expuesta a enfermarse y hasta puede dejar de trabajar por eso.  La desnutrición es también un factor para la herencia intergeneracional de la pobreza, puesto que las mujeres debilitadas durante el embarazo por una dieta inadecuada darán a luz bebés pequeños y debilitados que nacerán con desventajas físicas e intelectuales.  Así mismo, un niño desnutrido no tendrá un buen rendimiento escolar debido a su reducida capacidad de concentración —debida al hambre— y en muchos casos, debido a sus desventajas intelectuales. Finalmente, la pobreza es a menudo enemiga del riesgo: una persona pobre dudará en arriesgarse en actividades económicas de riesgo que podrían eventualmente traerle mayores ingresos, pero si fracasa lo ha de pagar con el hambre de su familia.

2. Seguridad Alimentaria, autosuficiencia alimentaria, soberanía alimentaria e inocuidad de los alimentos

Muchas personas confunden con frecuencia tres conceptos que resultan diferentes:  autosuficiencia alimentaria, soberanía alimentaria e inocuidad de los alimentos.  Es necesario remarcar las diferencias entre ellos.


2.1. Autosuficiencia alimentaria

La autosuficiencia alimentaria es la capacidad de un país para satisfacer las necesidades alimentarias de su población usando únicamente su producción interna. La autosuficiencia es un elemento central de políticas alimentarias en países que buscan total independencia política y económica, como fue el caso de la URSS durante la guerra fría con los Estados Unidos de América. La búsqueda de autosuficiencia ha demostrado ser un asunto peligroso, que hace a los países particularmente vulnerable a amenazas, climáticas o de otro tipo, que puedan afectar negativamente la producción. Hay tres características básicas que diferencian los conceptos:

a. Seguridad alimentaria es un concepto más amplio que autosuficiencia, puesto que considera además la capacidad de un país para usar sus capacidades de importación e intercambio de alimentos para no depender solamente de la producción interna para cubrir las necesidades alimentarias.

b. Seguridad alimentaria y autosuficiencia no comparten la misma meta: mientras que el objetivo primordial de la seguridad alimentaria es satisfacer todos los requerimientos de la población, independiente de la fuente de los alimentos, la autosuficiencia da la misma prioridad a alcanzar independencia económica y política. Esto da al concepto un fuerte tono político y ahí radica la diferencia principal entre los dos conceptos.

c. Desde un punto de vista económico, la seguridad alimentaria depende grandemente del comercio internacional, que incluye la exportación de productos alimenticios que el país produce con eficiencia e importando alimentos para cuya producción no es eficiente, siguiendo el principio económico llamado ventaja comparativa. Así, un país que no produce suficientes alimentos por sí mismos puede alcanzar la seguridad alimentaria, gracias a disponer del dinero necesario para comprar en el mercado internacional (dinero proveniente de la exportación de otros productos). Entonces, la seguridad alimentaria dependerá en gran manera de los términos de intercambio económico entre los productos que exporta y los alimentos que necesita adquirir en el mercado internacional.   Esta dependencia de los precios se ha sentido con fuerza, en este siglo, desde la crisis mundial de los precios de los alimentos (2007-2008), y ha motivado a muchos países para buscar su autosuficiencia alimentaria.

Se define como: «El DERECHO de los pueblos, de sus países o de uniones de estados a definir sin condicionantes externas su política agraria y alimentaria interna y frente a países terceros». Esto incluye «Un derecho efectivo a la alimentación y a producir alimentos, lo que significa que todas las personas tienen derecho a alimentos inocuos, nutritivos y culturalmente apropiados; a recursos para producir alimentos y desarrollar la habilidad para mantenerse a ellos mismos y a sus sociedades».

La soberanía alimentaria incluye:

  1. «Dar prioridad a la producción agrícola local a fin de alimentar a las personas, dar acceso a los campesinos y asalariados agrícolas a la tierra, al agua, a semillas y a crédito.  Por lo tanto, hay necesidad de hacer reforma agraria, de luchar contra los OGM (Organismos Genéticamente Modificados) y lograr acceso libre a las semillas, así como de salvaguardar el agua como un bien público que deber ser distribuido con sostenibilidad.
  2. El derecho de los agricultores y campesinos asalariados a producir alimentos y el derecho de los consumidores para decidir qué van a consumir, así también cómo y por quién deben ser producidos sus alimentos.
  3. El derecho de los países para protegerse de precios artificialmente bajos y de las importaciones agropecuarias y de alimentos (dumping).
  4. Precios agropecuarios ligados a los costos de producción: esto puede conseguirse si los países o uniones de estados tienen derecho a imponer impuestos a las importaciones alimentarias excesivamente baratas, si se comprometen en favor de la producción en fincas sostenibles y si tienen control de la producción interna a fin de evitar excedentes estructurales.
  5. La población participa en la formulación de políticas agropecuarias.
  6. El reconocimiento de los derechos de las mujeres campesinas, quienes juegan un papel muy importante en la producción agropecuaria y alimentaria».

El concepto de soberanía alimentaria tiene una carga política mucho mayor que la seguridad alimentaria y es inspirado por varios aspectos del Derecho a la Alimentación. El concepto de soberanía alimentaria ha sido adoptado por varias organizaciones antiglobalización que consiguen transmitir su mensaje a través de ella.  Los derechos que fundamentan la propuesta no han sido todavía reconocidos oficialmente por leyes u organismos internacionales.

La soberanía alimentaria es un concepto esencialmente político y debe conducir, según sus creadores, al reconocimiento de los derechos de los países a adoptar políticas agropecuarias y agrarias que se adapten a las necesidades de la población.

Según sus promotores, el objetivo es facilitar el renacer de la agricultura local, enfocada en primer lugar a cubrir la demanda local, regional y nacional de los mercados y que tiene, según el movimiento antiglobalización, una eficiencia económica, social y ambiental superior a la de la industria agropecuaria y las plantaciones en gran escala.

2.3 Inocuidad de los alimentos

Finalmente, es importante notar que se encuentra a menudo confusión entre los términos seguridad alimentaria e inocuidad de los alimentos, aunque esto se da más, por ejemplo, en el idioma inglés, porque los términos food security (seguridad alimentaria) y food safety (inocuidad de los alimentos) parecen cercanos. Food safety o inocuidad de los alimentos se ocupa especialmente de asegurar que los alimentos no sean dañinos para la salud de los consumidores debido a contaminación con organismos o productos tóxicos.


Este texto es reproducido bajo acuerdo institucional con el sitio lafaimexpliquee.org

Materne Maetz, es un economista de la agricultura que ha trabajado más de 35 en alimentación y agricultura alrededor del mundo.

Traductor del francés: Byron Ponce Segura.


Las opiniones emitidas en este espacio son responsabilidad de sus autores y no necesariamente representan los criterios editoriales de Agencia Ocote. Las colaboraciones son a pedido del medio sin que su publicación implique una relación laboral con nosotros.

TE PUEDE INTERESAR

Subir
La realidad
de maneras diversas,
directo a tu buzón.

 

La realidad
de maneras diversas,
directo a tu buzón.