Después de las tormentas
COVID-19
Qué sabemos sobre Moderna, la vacuna de un laboratorio estadounidense contra el coronavirus
Por:

La primera marca de vacuna contra la COVID-19 que ingresó a Guatemala fue la del laboratorio estadounidense Moderna, tras una donación del Gobierno de Israel en febrero de este año. Cinco meses después, el mayor cargamento de vacunas que ha recibido Guatemala (de 1.5 millones de dosis), donado por el Gobierno de Estados Unidos, también es de Moderna. En esta nota, Chequeado cuenta los detalles que debemos conocer sobre esta vacuna.


Texto: Florencia Ballarino

Información sobre Guatemala: Angel Mazariegos Rivas


El 8 de julio de 2021, Guatemala recibió una donación del Gobierno estadounidense de 1.5 millones de dosis de la vacuna contra la COVID-19 ARNm-1273, elaborada por el laboratorio Moderna.

Hasta la fecha, solo esta donación equivale al 44% de las vacunas que se han recibido en Guatemala. Es la marca de la que existen más dosis en el país. Pero, ¿qué sabemos de esta vacuna?

Eficacia y seguridad de la vacuna

La vacuna ARNm-1273 fue desarrollada por el laboratorio estadounidense Moderna en colaboración con el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID, por sus siglas en inglés), que forma parte de los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos. Se trata de una vacuna de ARN mensajero, como la de Pfizer, y requiere de dos dosis con un intervalo mínimo de 28 días para lograr una protección óptima.

[Podría interesarte leer: “¿Es recomendable administrar diferentes marcas en la primera y segunda dosis de la vacuna COVID-19?”]

Las vacunas de ARNm contra la COVID-19 les dan instrucciones a nuestras células para que produzcan una porción inocua de lo que se conoce como proteína Spike, que está presente en la superficie del coronavirus. Nuestro sistema inmunitario reconoce que la proteína es un cuerpo extraño y comienza a generar una respuesta inmunitaria y producir anticuerpos para defenderse, según explican los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés).

Los resultados de la fase III de los ensayos clínicos, publicados en la revista científica New England Journal of Medicine, muestran que la vacuna de Moderna tiene una eficacia del 94.1% en la prevención de la enfermedad sintomática, incluida la enfermedad grave, en personas que recibieron dos dosis y que no registraban evidencia de infecciones previas.

En cuanto a la seguridad, la mayoría de los efectos adversos registrados fueron leves a moderados. Algunos ─como fiebre, escalofríos, cansancio y dolor de cabeza─ fueron más comunes después de recibir la segunda dosis de la vacuna, según señalan los CDC.

Por otro lado, se registraron pocos casos de adolescentes y adultos jóvenes que recibieron vacunas de ARNm y presentaron miocarditis (es decir, inflamación del músculo del corazón). Sin embargo, “los beneficios conocidos y potenciales de la vacunación contra la COVID-19 superan a los riesgos conocidos y potenciales, incluido el posible riesgo de miocarditis. Por lo que seguimos recomendando estas vacunas contra la COVID-19”, explican los CDC.

[“La aspirina no afecta a la eficacia de la vacuna, pero no es recomendable tomarla preventivamente”]

La vacuna se encuentra actualmente autorizada en 54 países, entre estos Guatemala. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) emitió una autorización de uso de emergencia para la vacuna Moderna el 18 de diciembre de 2020. El 1 de junio último, la compañía solicitó a la FDA la aprobación total de su vacuna.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés) concedió una autorización de comercialización válida en toda la Unión Europea el 6 de enero de 2021. También la Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyó el 30 de abril último la vacuna mRNA-1273 contra la COVID-19 en la lista de uso en emergencias. Tanto en los Estados Unidos como en la Unión Europea la vacuna está aprobada solo para mayores de 18 años.

El laboratorio Moderna presentó el 25 de mayo último los resultados preliminares (aún no publicados en una revista científica) de un ensayo clínico realizado en adolescentes que demuestran que la vacuna es segura y tiene una eficacia del 93% en ese grupo etario, según un comunicado de prensa del laboratorio. Además, la compañía solicitó a la FDA que autorice su uso de emergencia para jóvenes de 12 a 17 años.

Como contamos en esta nota, la FDA aprobó el 10 de mayo último el uso de emergencia de la vacuna de Pfizer-BioNTech para adolescentes de 12 a 15 años. Lo mismo hizo en Europa la EMA. Además, el 11 de junio último China autorizó el uso de emergencia de las vacunas Sinovac y Sinopharm para el grupo de edad de 3 a 17 años, según informó la agencia oficial de noticias Xinhua y también publicó el Centro de Control y Prevención de las Enfermedades de China.


Este texto fue publicado originalmente en Chequeado. Puedes leer la publicación original en este enlace.

[En Agencia Ocote estamos dando una cobertura especial a la crisis sanitaria provocada por la COVID-19. Revisa aquí todo lo que hemos publicado]

[Agencia Ocote forma parte de la red de fact-checking #LatamChequea, revisa acá las verificaciones de medios de toda Latinoamérica y España sobre el coronavirus]

TE PUEDE INTERESAR

Subir
La realidad
de maneras diversas,
directo a tu buzón.

 

La realidad
de maneras diversas,
directo a tu buzón.