SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Cine, talleres y psicodrama contra el acoso sexual en la Usac

Con el proyecto ¿Nos Damos Cuenta del Acoso?, un grupo de profesionales buscan romper el silencio sobre el acoso sexual en la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac). A través de materiales audiovisuales y talleres, ponen en práctica acciones para reducir la culpa sobre las víctimas y aumentar la intervención de quienes observan agresiones. El material que crearon está disponible para que otros grupos pueden replicarlo.

Es un día más de universidad pública de Guatemala. Una joven observa a otra. Un grupo de estudiantes, todos hombres, la acosan y se burlan de ella. Mientras observa la …

Es un día más de universidad pública de Guatemala. Una joven observa a otra. Un grupo de estudiantes, todos hombres, la acosan y se burlan de ella. Mientras observa la escena, escucha un sonido extraño. Parece el aullido de un coyote. 

El sonido la guía después a un salón de clases donde un profesor abusa sexualmente de una estudiante. 

La joven sigue a la víctima hasta los baños. Comparten la frustración que sienten. Deciden unirse. Y a ellas se suman otras mujeres más. Todas enfrentan al profesor. 

Nos permitimos hacer un spoiler de este corto de cuatro minutos, Llamado a voces, uno de los tres audiovisuales ganadores del concurso del proyecto «¿Nos Damos Cuenta del Acoso?».

Este proyecto surgió del trabajo de un grupo de profesionales: Minna Lyons (psicóloga), Nikté Chopen (politóloga), Numa Dávila Arriaza (antropólogo), Lidia Danilova Rabanales (antropóloga) y Jennifer Velásquez (comunicadora).

Las cinco trabajaron en colaboración con la Universidad de Liverpool John Moores y obtuvieron el financiamiento de la Academia Británica. Además, durante la fase piloto el proyecto también contó con el apoyo de las profesionales Glenda García García, Dina Elías y el Centro de Estudios sobre Conflictividad, Poder y Violencia (CENDES).

La iniciativa comenzó con la investigación Acoso en la USAC, por medio de la cual se identificaron barreras y obstáculos que impiden que las personas actúen al presenciar una situación de acoso sexual.

Las barreras

En la investigación se identificaron cuatro principales barreras que impiden ayudar a las víctimas en los campus de la Universidad de San Carlos de Guatemala.

La primera tiene relación con la situación de riesgo. Por ejemplo, cuando una persona agresora actúa en grupo —como a veces sucede con los comités de huelga de Dolores— o cuando tiene armas o hay miedo de que tomen represalias. 

La segunda está vinculada con el grado de sensibilidad del espectador. Influyen elementos como la normalización del acoso y la empatía selectiva. Por ejemplo, si la víctima no es una mujer, las personas se sienten menos motivadas a intervenir. 

El tercero es la falta de soporte colectivo. No tener apoyo de otras personas al momento de querer actuar frente a una agresión. 

El último, la falta de apoyo institucional. La carencia de protocolos y disposiciones en la universidad. 

«Fue importante conocer las barreras para construir. Para pensar formas de intervención efectivas en el contexto», explica Numa Dávila. 

«La problemática del acoso no es una problemática individual, es una problemática estructural y la Universidad de San Carlos tiene una serie de relaciones de poder a lo interno. Nos preguntamos cómo esa estructura impacta en la posibilidad de los testigos de incidir o no», añade Dávila.

Universitarios miran uno de los cortometrajes para luego platicar sobre lo que pueden hacer cuando observan o saben sobre algún caso de acoso sexual. Foto: cortesía investigadores del proyecto ¿Nos Damos Cuenta del Acoso?

Para la investigación, 1,873 personas de diez centros universitarios de la Usac colaboraron respondiendo un cuestionario. El 65% se identificaron como mujeres, el 34% hombres y el 1% con otras identidades de género. Además, se realizaron seis grupos focales con estudiantes del campus central y cuatro departamentales. 

Las acciones

En seguimiento a la investigación y con base en la información recolectada, lanzaron un concurso sobre guiones de cortometrajes. Participaron universitarios de la USAC y de otros centros. En total recibieron 20 guiones de los que seleccionaron tres. Estos fueron producidos por Cuenca Studios. 

A la investigación y el concurso de cortometrajes le sumaron talleres con estudiantes de la Usac. En esta acción, los docentes de la carrera de psicología fueron un elemento clave para. Permitieron la intervención.   

Los cortometrajes son parte de los talleres. Se reproducen para generar un diálogo sobre las barreras que tienen las personas que observan situaciones de acoso. También se exponen casos reales para generar ideas y discusión sobre cómo pueden actuar las personas que se ven en una situación así.  

Los talleres se realizaron en febrero y marzo de 2024. Uno de estos con estudiantes de primer ingreso.

La metodología del taller es pública para que pueda ser replicada. 

Además, llevaron a cabo un evento público con psicodrama para los espectadores del acoso.  

De acuerdo con los resultados de la evaluación del proyecto, el taller ha demostrado ser efectivo para reducir la culpa sobre las víctimas y aumentar la intención de intervenir en las personas que observan. Llegaron a esta conclusión a través de encuestas a los participantes antes y después del evento. 

Planes a futuro

La Universidad de San Carlos tiene al menos 200 mil estudiantes. En los talleres participaron 122, menos del 1%. Para llegar a más personas, quienes integran el proyecto están gestionando fondos y promueven que otros grupos o docentes puedan replicar la metodología del taller.

Minna Lyons, psicóloga y directora del proyecto, desea que la universidad pueda adaptar los talleres como parte de los cursos para los estudiantes de primer ingreso. Para Lyons, es importante fortalecer la respuesta colectiva al acoso.

«Cuando todos los estudiantes están juntos observando los cortometrajes y hablan, hay un reconocimiento de que el acoso sexual no está bien, piensan que necesitan hacer algo y es el colectivismo lo que puede cambiar las cosas», explica Lyons.  

La directora del proyecto es originaria de Finlandia, vive en Inglaterra y se enteró del acoso sexual que ocurre en la Usac por el Estudio Exploratorio sobre Acoso Sexual en la Universidad de San Carlos de Guatemala: Evidencias para la toma de decisiones que leyó digitalmente. Así le surgió el interés por hacer algo.

Al concluir la reproducción de los cortometrajes, los estudiantes expresan sus ideas y también las emociones que les provocan las historias que cuentan los videos. 

Contexto político complicado 

El proyecto tuvo el apoyo de docentes de la carrera de psicología y de la escuela de Ciencias de la Comunicación Social. De las autoridades de la universidad no hubo un involucramiento.  

«Creo que se hizo más a lo micro por las problemáticas políticas que representan al administrador. Principalmente porque está ahí por una ilegalidad. Entonces, nuestros vínculos fueron más con profesores que gozan de ciertas prácticas de autonomía», señala Dávila Arriaza.

Desde el 2022, estudiantes y catedráticos han mantenido una resistencia en contra del rector de la Usac, Walter Mazariegos, a quien señalan de estar en el cargo de forma ilegal. Fue elegido a puerta cerrada y sin más candidatos. 

Dávila Arriaza agrega que, además del tema político, en la prevención y acción contra el acoso tampoco hay un interés de las autoridades para responder, situación que se evidencia en la falta de un protocolo.


Créditos: 

Redacción: María José Longo Bautista 

Edición: Carmen Quintela 

Fotografías: Cortesía del proyecto ¿Nos Damos Cuenta del Acoso? 



Y yo, ¿qué puedo hacer?

Si eres estudiante o docente, puedes reproducir los videos en tu clase, o proponerle a tus colegas que realicen alguna proyección con cineforo.

Además, aquí te dejamos la metodología del taller, por si quieres aplicarla.

También puedes ver el video «¿Cómo acuerpar a personas que están viviendo acoso en la USAC?» Y ponerlo en práctica.


Nota de edición: El 10 de junio a las 13:14 se actualizó la publicación para completar la información de las profesionales que formaron parte del estudio.

También te puede interesar

CONTAMOS LA
REALIDAD DESDE MIRADAS DIVERSAS

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

ENCUÉNTRANOS EN NUESTRAS REDES

La realidad
de maneras diversas,
directo a tu buzón.