SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Hijo de Jose Rubén Zamora: «No vamos a bajar la guardia hasta que esté libre»

Un día después de que se anunciara que Jose Rubén Zamora recibirá el Reconocimiento a la Excelencia del Premio Gabo 2024, un tribunal abrió la puerta para que el fundador de elPeriódico esté más cerca de la libertad. Su hijo, aunque contento, reconoce que «es lo mínimo que se podía esperar» de la justicia guatemalteca.

El 15 de mayo, Jose Zamora, hijo del periodista Jose Rubén Zamora, se encontraba en Londres, Inglaterra, para participar en un conversatorio sobre la libertad de prensa, en donde uno …

El 15 de mayo, Jose Zamora, hijo del periodista Jose Rubén Zamora, se encontraba en Londres, Inglaterra, para participar en un conversatorio sobre la libertad de prensa, en donde uno de los temas sería la privación de la libertad que ha vivido su padre desde el 29 de julio de 2022, y que se mantiene por más de 660 días.

Ese mismo día que su hijo hablaba de él frente a decenas de periodistas en Europa, a más de 8,700 kilómetros, en la Torre de Tribunales de la ciudad de Guatemala se realizó una audiencia que terminaría dando una vuelta de tuerca: El Tribunal Noveno de Sentencia Penal, integrado por las juezas Verónica Ruiz, Dinora Martínez y Sonia Villatoro, dictó por unanimidad medida sustitutiva en el caso por el delito de lavado de dinero, abriendo pasó a la salida de prisión del periodista.

Jose Rubén Zamora, durante la audiencia, narró algunos de los episodios tétricos que vivió mientras ejercía su profesión en el país, poniendo de argumento que incluso en esas circunstancias permaneció en Guatemala, y aseguró a las juezas que nunca se iría del país. 

Las juezas determinaron que no había peligro de fuga ni de obstrucción a la investigación por parte del periodista, por lo que se le otorgó el arresto domiciliario. 

Al momento de leerse la resolución del tribunal, a las afueras del edificio, personas gritaban «Zamora amigo, el pueblo está contigo».  La decisión fue aplaudida por distintas organizaciones, tanto nacionales como internacionales, que han seguido de cerca el caso del periodista. 

Era mediodía en Guatemala y en Londres ya de noche, pero su hijo estuvo pendiente de todo lo que ocurría. 

Jose Zamora, en Londrés, Inglaterra, explicando la persecución que vive su padre. Fotografía: Rebecca Vincent.

Jose respondió a Ocote, y expresó que él y su familia están muy contentos y satisfechos con la decisión del tribunal. «Incluso cuando él no debió haber estado ahí (en prisión). Esto es un gran e importante paso hacia la justicia».

Asegura que familia y aliados agotarán todos los recursos necesarios para alcanzar la justicia y la verdad. En sus palabras: «Ni él ni nosotros vamos a bajar la guardia hasta que sea absuelto y esté libre».

A la salida del tribunal, Zamora se mostró contento y satisfecho. Su hijo estuvo pendiente de esos detalles. «Este caso, él lo ve como parte de su trabajo porque lo ayudó a exponer y desnudar la represión y abusos del régimen», explica.

En cuanto a los otros dos procesos en contra de su padre, Jose cree y espera que la medida sustitutiva permita, por lo menos, que se establezcan fechas para las audiencias. Asegura que conforme avancen los procesos buscarán las mismas medidas.

Jose Zamora insiste en que su padre es inocente, que los casos son fabricados y que son parte de una persecución política «que fue dirigida directamente por Alejandro Giammattei y Miguel Martínez» desde que el primero gobernaba, a través de la estructura de corrupción «que aún existe dentro del Ministerio Público y del Sistema Judicial».

«Dentro de ese contexto, esto es lo mínimo que debe de pasar», indicó Jose sobre el arresto domiciliario a su padre. Recuerda que la prisión preventiva es una excepción y lo que debe prevalecer en un Estado de derecho es el principio de inocencia. 

«Sabemos que estamos más cerca de que se repita el proceso que fue anulado y (esperamos) que lo absuelvan y lo dejen en libertad». 

Los otros dos procesos contra Jose Rubén Zamora

En el 2023, Zamora enfrentó un primer proceso penal en el que el MP buscaba una condena por 40 años por los delitos de lavado de dinero, chantaje y tráfico de influencias. El Tribunal condenó al periodista sólo por lavado de dinero y dictó la pena mínima de seis años.

Sin embargo, el 12 de octubre de 2023, la Sala Segunda admitió una apelación de la Procuraduría General de la Nación, anuló la condena y ordenó la repetición del debate.

Es en este caso que Jose Rubén Zamora solicitó poder defenderse desde fuera de la cárcel.

Los otros procesos que lo mantienen dentro de Mariscal Zavala son por delito de obstrucción a la justicia, en el que, según el Ministerio Público (MP), estaría implicado él y seis periodistas y dos columnistas de elPeriódico. 

Según el argumento de la fiscal Cinthia Monterroso, sancionada por Estados Unidos por promover la corrupción, Zamora habría intentado obstruir la investigación por lavado de dinero con publicaciones periodísticas. 

Monterroso argumentó que él no actuó solo y por ello el MP inició la criminalización de los periodistas, que tuvieron que huir al exilio. 

Zamora también fue ligado a otro proceso penal por «uso de documentos falsos de forma continuada», caso en el que la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI) asegura que hay irregularidades en 15 boletas migratorias en donde su firma no coincide. 

«Persecución y venganza» de la FECI

Aunque para la familia de Zamora, obtener la medida sustitutiva es un paso  importante que consideran, los acerca a la verdad y la justicia, Jose puntualiza que las acciones que ha tenido la FECI revelan que las intenciones son claras: «Persecución y venganza».

Lo refuerza al recordar la acción que minutos antes de que iniciara la audiencia de solicitud de libertad para Jose Rubén, presentó Rafael Curruchiche, jefe de la FECI.

Curruchiche se encontraba en el edificio, pero no asistió a la audiencia. Anunció ante los medios de comunicación que se presentó una recusación en contra de dos juezas del Tribunal Noveno de Sentencia Penal porque dudaba de su imparcialidad. 

«Nosotros dudamos de la administración de justicia, y dudamos de la imparcialidad y objetividad con que pudiera resolver el tribunal», indicaba Curruchiche, también sancionado por Estados Unidos por promover la corrupción.  

El argumento es que las juezas pertenecen a la Asociación Jueces por la Integridad, que, según Curruchiche,  «tiene vínculos» con el Vance Center, una organización del Bufete de Abogados de Nueva York.

Las juezas rechazaron in limine esta recusación al considerar que carecía de argumentos. Esto luego de emitir la resolución favorable a Zamora.

Rafael Curruchiche, jefe de la FECI, catalogado por Estados Unidos como actor corrupto. Fotografía: Christian Gutiérrez. 

Una semana antes, el 8 de mayo, el equipo pro bono de abogados del Vance Center for International Justice y los bufetes King & Spalding y Colombara Estrategia Legal, presentaron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos(CIDH)  una descripción de las continuas violaciones de los derechos del periodista en prisión. 

Entre los argumentos está que Zamora, hasta el día de la Libertad de Prensa, el 3 de mayo, llevaba 640 días en prisión sin tener una condena que pese en su contra, además de que existen serias  faltas contra el debido proceso y de defensa en su caso. 

Desde el inicio de este proceso, la familia de Jose Rubén Zamora ha trabajado con diferentes organizaciones que defienden los derechos humanos y sobre todo, la libertad de prensa y el periodismo, confirma su hijo.

Dentro de ese proceso, han trabajado con el grupo de abogados del Vance Center. 

Al ser consultado sobre los procesos internacionales que se han llevado a cabo por el caso de su padre, Jose Zamora expresa: «Conforme los procesos avanzan, van a llegar a manos de jueces o tribunales decentes, imparciales y profesionales, que hagan su trabajo apegado a la ley». 

«En cuanto lleguen a ese tipo de jueces, van a absolver a mi papá y a dejarlo en libertad. Pero si por alguna razón eso no sucediera a nivel local, están estos procesos en paralelo a nivel internacional, y sabemos que en última instancia será a nivel internacional que se le absuelva y se le libere».

«Ha tenido mucha gente afuera (del país)  que lo está apoyando, y ni él ni nosotros vamos a bajar la guardia hasta que esté libre».

El apoyo internacional no se ha dado solamente en la parte judicial, también ha habido un respaldo en el ámbito periodístico. 

Precisamente, cuatro días antes de que se le otorgara la medida sustitutiva a Jose Rubén Zamora, el Consejo Rector de la Fundación Gabo decidió otorgarle el Reconocimiento a la Excelencia del Premio Gabo 2024, que hace memoria al periodista y escritor Gabriel García Márquez.

El reconocimiento, según el acta del jurado, se le otorga por las tres décadas de su trabajo profesional para exponer casos de corrupción y abusos de derechos humanos, destacando el trabajo en el medio por el que ahora lleva casi dos años preso y que tuvo que cerrar.

 «Jose Rubén Zamora es el paradigma de un periodista de investigación y posiblemente el máximo símbolo de la lucha contra la corrupción en el periodismo latinoamericano», describe el acta del jurado. 

«Es difícil encontrar a alguien en esta región que haya denunciado más casos de corrupción y que termine en prisión junto a aquellos a quienes ayudó a enviar allí a través de sus punzantes investigaciones», complementa el acta. 

Fue precisamente en la prisión que se enteró del reconocimiento. 

Jose Zamora narra que su familia recibió primero la noticia del reconocimiento, y se les solicitó que fuera secreto al público hasta que lo hicieran oficial.

Asegura que por teléfono le transmitieron el mensaje en clave a Chepe Zamora, y aunque no estaban completamente seguros de que lo hubiera entendido, a la llegada a tribunales, el director del extinto medio mostró por primera vez su alegría pública.

Jose Rubén Zamora será homenajeado en la ceremonia de entrega del Premio Gabo 2024, durante el 12° Festival Gabo, en Bogotá, Colombia. Dicho Festival se estará llevando a cabo del 5 al 7 de julio.

El reconocimiento atraviesa a más personas, según la misma organización del evento. 

La fundación Gabo lo define como un «llamado a nuevas formas para proteger la libertad de prensa en Guatemala y otros países de América Latina», y esto también lo reconoce Jose Rubén, quien asegura que recibe el premio con humildad y esperanza.

También te puede interesar

CONTAMOS LA
REALIDAD DESDE MIRADAS DIVERSAS

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

ENCUÉNTRANOS EN NUESTRAS REDES

La realidad
de maneras diversas,
directo a tu buzón.