Un mitin de Semilla en Santa Rosa
Arévalo en la tierra de Arévalo
Por:

Bernardo Arévalo y Karin Herrera, el binomio presidencial del Movimiento Semilla, están en la primera campaña presidencial de su historia. Ocote asistió a uno de sus mítines el 5 de agosto de 2023, en Chiquimulilla, Santa Rosa. Prometen una nueva primavera, combatir la corrupción y dar paso al desarrollo. Semilla utiliza las prácticas tradicionales de otros partidos: dar regalos y transporte gratuito para movilizar a la población. Pero, también, llegan entusiasmados simpatizantes por iniciativa propia.


Son las cuatro de la tarde del sábado 5 de agosto de 2023. Bernardo Arévalo y Karin Herrera llegan al hotel Los Conacastes para dar una conferencia de prensa en Chiquimulilla, Santa Rosa, al sur oriente del país. Tres diputados electos los acompañan. La comitiva del partido incluye cinco vehículos de seguridad privada y de la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad de la Presidencia de la República (SAAS). Contrasta con las austeras y reducidas comitivas del partido en la primera vuelta electoral.

Una de las camionetas de SAAS, asignada al binomio presidencial, fue inmovilizada a Manuel Baldizón, excandidato presidencial, condenado a prisión por lavado de dinero en Estados Unidos y con dos investigaciones en su contra en el Ministerio Público por corrupción. 

Hasta junio, el índice de conocimiento de Arévalo en el área rural era del 16%, según una encuesta de Prensa Libre. Tiene una carrera contrarreloj para alcanzar a su contrincante, Sandra Torres, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), quien compite por tercera ocasión en unas elecciones presidenciales.

Arévalo viste una camisa de manga corta celeste y pantalón de lona. Herrera usa una blusa azul y pantalón de lona. En sus solapas, el pin del retoño símbolo del partido.

Los sigue de cerca su personal de vigilancia, sin armas visibles. Un guardaespaldas robusto permanece al lado de los candidatos, mientras ingresan a un rancho a la par de la piscina, para dar declaraciones a medios de comunicación. 

—¿Qué siente Bernardo Arévalo de estar en tierras santarroseñas, la tierra de su padre? —pregunta el periodista de un medio local al comenzar la conferencia. 

— Es un gusto estar en Santa Rosa, imagínense lo que significa a nivel personal estar en la tierra de mi padre, es emocionante estar en su tierra natal. Me lo recuerda y me deja sentir que está caminando al lado de nosotros —responde.     

Los periodistas son acuciosos, le cuestionan si será el siguiente “novio” que engañe a la “novia Guatemala”. Arévalo replica que revisen el pasado de los “novios” para no votar por corruptos o criminales y asegura que en su partido son decentes. También le preguntan si incrementará impuestos para cumplir con sus promesas de campaña y si podrá solucionar los problemas de Guatemala en cuatro años. Arévalo aclara que no van a aumentar los impuestos y que en cuatro años establecerán los cimientos para empezar a resolver los problemas en el país. 

Conferencia de prensa del Movimiento Semilla en Chiquimulilla, Santa Rosa. Fotografía: Christian Gutiérrez.

El padre de Bernardo Arévalo es el expresidente Juan José Arévalo Bermejo, quien nació en Taxisco, Santa Rosa en 1904. Arévalo Bermejo fue un educador, filósofo y escritor. Llegó a la presidencia luego de la revolución del 44. El 20 de octubre de 1944 significó el comienzo de un cambio político y social, que pondría fin a las dictaduras militares.

Durante su gobierno, entre 1945 y 1951, Arévalo Bermejo creó el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), logró reformas educativas con las escuelas tipo federación, impulsó la creación de instituciones de cultura, salud y educación. 

Hoy, Bernardo Arévalo regresa como candidato a la presidencia a las calles de Santa Rosa, donde caminó junto a su papá cuando era niño.  El recuerdo del expresidente permanece en Santa Rosa, un busto dorado de Arévalo Bermejo se ubica en una de las entradas al Palacio Municipal de Taxisco.

***

A un kilómetro del hotel, alrededor de 600 personas esperan a Arévalo y Herrera en una calle de la zona 3 de Chiquimulilla. El equipo departamental instaló una tarima, que decoró con algunas macetas, globos verdes, morados, blancos y celestes. 

Son las 5 de la tarde, pero el calor aún aprieta: 35 grados centígrados. Chiquimulilla está cerca de la costa. En la zona urbana las calles son angostas y la mayoría de las casas son de dos pisos.

Los asistentes ondean banderas del partido, y alguien más sostiene la bandera de Guatemala que destaca. Suenan vuvuzelas. 

«Desde 1951 te estamos esperando», se lee en una pancarta de papel y hecha a mano, en alusión a la fecha en que terminó el gobierno de Arévalo Bermejo. Seis personas sostienen una manta con el mensaje: «Arévalo presidente», una mujer levanta un cartel en el que escribió: «Mira de cerca el presente que estás construyendo, porque debe parecerse al futuro con el que sueñas. Vota Semilla».

Un simpatizante muestra su pancarta durante el mitin. Fotografía: Christian Gutiérrez.

Algunos asistentes sostienen claveles rojos y rosados, que les fueron entregados por       representantes de la organización departamental del partido. 

Un grupo de jóvenes del club de fans de la vicepresidenciable, sí, tiene un club de fans, que se identifica como “las hormiguitas de Karin Herrera”, organizó actividades para niñas y niños. En medio de la multitud colocaron una mesa para que dibujaran el retoño alusivo al partido.

Arévalo y Herrera suben por detrás de la tarima, acompañados de los diputados recién electos de su partido: José Carlos Sanabria, Brenda Mejía y Manfredo Duvalier Castañón. También suben  Lucrecia Peinado, esposa de Arévalo; Abelardo Pinto, secretario adjunto II del Movimiento Semilla; y Angela Divas, secretaria departamental del partido en Santa Rosa, quien compitió por la alcaldía de Chiquimulilla en las elecciones de 2023 y quedó en tercer lugar.

El binomio saluda a la multitud. Se escuchan gritos y vuvuzelas.

Dos jóvenes animadores sobre el escenario invitan a la multitud a gritar: «¡Viva Arévalo!». Los simpatizantes responden con entusiasmo: «¡Qué viva!». «¡Viva Karin!», se oye el coro de voces: «¡Qué viva!». Las personas sonríen y aplauden al binomio presidencial.

Uno de los buses utilizados para movilizar pobladores. Fotografía: Christian Gutiérrez.

Buses, un regalo y una votante de Vamos

En las calles aledañas a donde ocurre el mitin se estacionan cuatro buses escolares y tres microbuses con mantas del Movimiento Semilla. 

Uno de los pilotos confirma a Ocote que fue contratado para llevar a pobladores del municipio de Taxisco, de la aldea El Papayo y La Avellana hacia al mitin, pero desconoce el nombre de quién lo contrató y explica que realiza el mismo trabajo para otros partidos.

El canal 8 de Santa Rosa publicó, un día antes, el afiche del partido para ofrecer transporte gratuito a pobladores de comunidades vecinas que quisieran asistir a la actividad.

Anabela Morales llegó en uno de estos buses, con su hijo y su esposo. Ella es de Taxisco, tiene 49 años. Se enteró del mitin por el alcalde recién electo del partido Vamos, Vidal Montepeque, y representantes del Cocode, que comenta, ahora apoyan a Arévalo. En la primera vuelta Morales votó por Vamos y ahora lo hará por Movimiento Semilla.

Bernardo López también viene desde Taxisco en el transporte gratuito. Este votante de 60 años votará en la segunda como lo hizo en la primera vuelta, por Bernardo Arévalo. Entre la multitud, dos hombres con broches del Movimiento Semilla reparten vasos plásticos con la leyenda: «Arévalo presidente». Dicen que es un regalo de Arévalo cuando lo entregan.

El regalo entregado a simpatizantes. Fotografía: Christian Gutiérrez.

[Te puede interesar: Dar regalos a cambio del voto es prohibido por la ley electoral]

Francis Lemus, de 28 años, y su mamá Rossmery López, sostienen claveles rojos. Ellas son de Chiquimulilla y llegaron caminando. Apoyan al Movimiento Semilla desde la primera vuelta. «Tenemos un grupo en WhatsApp, organizado por Luis Villegas (quien fue candidato a alcalde del Movimiento Semilla en las elecciones de 2019), en donde nos pusimos de acuerdo para comprar ramitos de claves», comenta Lemus.

Al consultarle sobre el transporte de los asistentes, Judith Arana, fiscal departamental del Movimiento Semilla en Santa Rosa, negó que el partido ofreciera transporte gratuito. Al cuestionarle sobre el afiche publicado en redes del canal televisivo local, cambió la versión. Ella asegura que una persona en la ciudad de Guatemala, de quien no recuerda el nombre, hizo un donativo para cubrir gastos de transporte de algunos asistentes al mitin. También refiere que los vasos plásticos fueron donaciones.

Arana niega que Movimiento Semilla tenga una alianza con el alcalde electo de Vamos, Vidal Montepeque, o con otros partidos.

Ocote trató de contactar a Montepeque, quien actualmente es el concejal III de la corporación municipal de Taxisco. El alcalde Uben Castillo Orantes y Víctor Valenzuela, secretario general de Vamos, no facilitaron la información de contacto de Montepeque. Valenzuela, al ser consultado sobre el apoyo a Semilla compartió el comunicado que Vamos publicó en sus redes el pasado 27 de julio, donde indican la neutralidad del partido en la segunda vuelta.

En estas elecciones Castillo buscó su reelección con el partido de la UNE, mientras que Montepeque ganó la alcaldía de Taxisco con Vamos. En un video compartido por Torres se puede ver a Castillo junto a la candidata luego de reunirse con alcaldes que le darán su apoyo en la segunda vuelta electoral.

Arévalo saluda a sus simpatizantes durante el mitin. Fotografía: Christian Gutiérrez.

El combate de la corrupción y el desarrollo

Arévalo empieza su discurso hablando de la tierra natal de su padre. «Buenas tardes, Santa Rosa, es siempre un gusto estar en la tierra de la familia». 

Un hombre grita: «Está en su casa». Arévalo le responde con una sonrisa «¡Estoy en mi casa!». Los simpatizantes aplauden y gritan tras escuchar la respuesta del candidato.  

«Yo creo que en esta misma avenida alguna vez caminé junto con mi padre cuando veníamos a Taxisco y pasábamos a Chiquimulilla. Era un hombre sencillo, un santarroseño que llegó a la Presidencia de la República. Cuando murió pidió ser enterrado en Santa Rosa, aquí está, en el cementerio de Taxisco ese hombre que ha sido el mejor presidente de Guatemala». La multitud aplaude y grita. Arévalo les agradece su voto en la primera vuelta electoral y los invita a decirle “no a la corrupción” el 20 de agosto. 

 «Podemos construir un futuro digno, un futuro sin corrupción, una nueva primavera como aquella que sembró ese santarroseño (su padre) en los años 40. Ya nos toca una nueva primavera, Santa Rosa»,  grita con entusiasmo.

Arévalo repetirá 14 veces la palabra corrupción durante los 15 minutos de su discurso. 

Pero, el candidato matiza que lo más importante en su gobierno será el desarrollo.

«La corrupción no es lo más importante, lo más importante es el desarrollo. Pero lo más urgente es combatir la corrupción, porque no tendremos desarrollo hasta que no liberemos a las instituciones de la mano de los corruptos».

Arévalo es sociólogo, doctor en filosofía y diplomático con una trayectoria de 12 años en el servicio exterior. Fue electo diputado del Movimiento Semilla en el 2019.

Su compañera, la candidata vicepresidencial Karin Herrera asegura que se va a sentir su presencia en la vicepresidencia, si su partido gana las elecciones el 20 de agosto.

Herrera habla a los asistentes al mitin. Fotografía: Christian Gutiérrez.

«Vamos a impulsar las diez medidas urgentes contra la corrupción, empezando este camino que no será rápido, pero que debemos de iniciar para parar con esta cultura que tolera la corrupción», expone Herrera.

Herrera es química bióloga, con una trayectoria de más de 30 años en la docencia universitaria e investigación científica. Una de sus promesas es que apoyará la educación para que más niñas, niños y jóvenes se involucren en la ciencia.

«La juventud merece poder materializar sus sueños. Si quiere ser investigador científico o investigadora científica que pueda serlo, que pueda tener lo suficiente y necesario. La juventud merece oportunidades», expresa la candidata.      

***

El mitin termina con una selfie. Arévalo toma su celular para fotografiarse a él, a Karin Herrera y al fondo sus simpatizantes. 

Luego, estrecha la mano de personas que rodean la tarima, le piden tomarse fotos con ellas y una niña le entrega una rosa. 

La multitud empieza a dispersarse, unas personas caminan en dirección a los buses para regresar a sus comunidades. Son las 6 de la tarde y quedan pocas personas presentes. 

Un grupo de jóvenes toca las trompetas y tambores al ritmo de una cumbia. Los animadores agradecen por acompañar a los candidatos y les desean un buen retorno a sus casas. Dos vendedores ofrecen algodón de azúcar a las personas que continúan en el lugar. 

Arévalo y Herrera salen por detrás de la tarima y suben a los vehículos. El binomio se retira a descansar. Al día siguiente viajarán a Escuintla.

TE PUEDE INTERESAR

Subir
La realidad
de maneras diversas,
directo a tu buzón.

 

La realidad
de maneras diversas,
directo a tu buzón.