Después de las tormentas
COVID-19
Es falso el video que afirma que Rusia encontró la cura contra el coronavirus
Por:

A través de Whatsapp ha circulado un video sin autoría en varios países (entre ellos Guatemala), en el que se asegura que Rusia realizó una autopsia a un cadáver contagiado con COVID-19 y fue así como descubrieron que el SARS-CoV-2 “no existe como virus… es una estafa global”. En esta nota, Chequeado verifica la desinformación del video.


[Suscríbete a El Correo de Ocote para no perderte nuestras historias]

Circula en WhatsApp un video en el que se afirma que “Rusia se convirtió en el primer país del mundo en realizar una autopsia post mortem a un cadáver de COVID-19 ─contrariamente a lo que determina la OMS─ y después de una investigación exhaustiva descubrieron que COVID-19 no existe como virus” (sic) sino que “es una bacteria que causa la muerte” haciendo que “se formen coágulos de sangre en las venas y los nervios causando que el paciente muera”.

Además, el video, narrado por una voz robótica, agrega que para tratar esta “coagulación intravascular o trombosis” es necesario “curarla con pastillas antibióticas, antiinflamatorios y anticoagulantes o aspirinas”. Por último, sostiene que “los ventiladores (respiradores) y la Unidad de Cuidados Intensivos nunca fueron necesarios”. Sin embargo, todo esto es falso.

El video llegó en reiteradas oportunidades al WhatsApp de Chequeado y también ha circulado en las redes de Guatemala. La desinformación ya fue verificada en otras oportunidades, cuando el mensaje circulaba asignándole el descubrimiento a médicos italianos.

La COVID puede provocar complicaciones como la trombosis

La trombosis es el proceso de formación de un trombo (coágulo) en el interior de un vaso sanguíneo. En el caso de una trombosis a nivel pulmonar, las arterias de los pulmones se bloquean. En cambio, la neumonía es una infección que causa la inflamación del tejido pulmonar.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de 1 de cada 5 personas que contraen la COVID‑19 presenta un cuadro grave y experimenta dificultades para respirar. En estos casos severos de neumonía, algunas investigaciones sugieren que el virus también puede causar una complicación como la trombosis pulmonar. Por lo tanto, a diferencia de lo que afirma la publicación, la COVID-19 provoca neumonía severa y, además, causa problemas en la coagulación. Pero una cosa no sustituye a la otra.

[Podría interesarte leer esta nota: “Preguntas y (algunas) respuestas sobre la vacunación contra la COVID-19”]

Daniel Stecher, jefe de Infectología del Hospital de Clínicas, en Argentina, explicó a Chequeado que “la trombosis es un fenómeno común a muchas enfermedades, y la COVID-19 no es una excepción. Esto quiere decir que, además de muchas manifestaciones clínicas y patológicas, se agrega la trombosis. El tratamiento de la trombosis es el uso de anticoagulantes como la heparina”.

Los antibióticos, antiinflamatorios y anticoagulantes no son la cura del coronavirus

Según la OMS, hasta el momento no existe ningún medicamento que prevenga o cure el coronavirus. Además, recomienda no automedicarse con ningún fármaco, incluidos los antibióticos, para prevenir o curar la COVID-19.

“Los antibióticos no son eficaces contra los virus, solo funcionan contra las infecciones bacterianas. La COVID-19 está causada por un virus, de modo que los antibióticos no sirven. No se deben usar antibióticos como medio de prevención o tratamiento de la COVID-19”, asegura la OMS.

Pablo Bonhevi, jefe de la Sección Infectología y Control de Infecciones en CEMIC y parte del grupo de especialistas que asesora al Presidente de Argentina, aseguró a Chequeado que “se puede decir que la trombosis puede ser un evento que se observe al final del cuadro inflamatorio pulmonar y que posiblemente sea el punto final del mismo, lo cual no necesariamente indica que la terapia anticoagulante sea la solución”.

Además, agregó que “posiblemente, el potencial freno a todo el cuadro que desemboca en la trombosis sea con alguna medida terapéutica que actúe antes y que evite llegar a esta situación donde la anticoagulación ya no sea de utilidad”.

Finalmente, en referencia a la supuesta ineficacia de los respiradores, el especialista aclaró que esto no quiere decir que no sean necesarios: “Los pacientes siguen necesitando respiradores por insuficiencia respiratoria y lo que se hace es agregar una estrategia terapéutica más, como es la anticoagulación”.

Estos equipos se convirtieron en el recurso técnico médico más crítico de la pandemia, como “soporte de vida”, junto a las bombas de infusión y el monitor, y son considerados clave para la atención de pacientes graves de COVID-19, según se explica en esta nota de Chequeado.

[Quizá te interese: “No hay prueba de que se haya encontrado un ‘nanorobot’ en una prueba PCR de coronavirus”]

Desinformación sobre las autopsias

La confusión sobre la supuesta prohibición de realizar autopsias a pacientes fallecidos por COVID-19 surge de una desinformación, también verificada antes, en la que se adjudicaba a médicos italianos haber actuado contra las normas sanitarias de su Ministerio de Salud y de la OMS.

En este sentido, tal como lo aclaró la versión italiana de la revista Wired, no es cierto que el Ministerio de Salud italiano haya prohibido las autopsias a los muertos por COVID-19. En una traducción al español, la circular oficial indica: “Durante todo el período de la fase de emergencia, las autopsias o los hallazgos de diagnóstico no deben llevarse a cabo en casos completos de COVID-19, tanto si murieron mientras ingresaron en una sala del hospital como si murieron en su hogar”.

Sin embargo, la traducción de non si dovrebbe (no deben) no corresponde a una prohibición sino a un condicional equiparable al “no deberían”. La recomendación está basada en obtener todos los elementos de protección y protocolos necesarios para preservar la salud de quienes lleven a cabo la autopsia ante el desconocimiento de las posibilidades de transmisión del nuevo virus.

De hecho, el siguiente párrafo de la circular indica: “La autoridad judicial podrá evaluar, en su propia autonomía, la posibilidad de limitar la evaluación a la inspección externa del cadáver solo en todos los casos en que una autopsia no sea estrictamente necesaria. Del mismo modo, los departamentos de salud de cada región darán indicaciones destinadas a limitar la ejecución de los hallazgos de diagnóstico solo a los casos destinados a diagnosticar la causa de la muerte, limitando al mínimo los que se realizarán por razones de estudio y estudio”.


Este texto fue publicado originalmente en Chequeado. Puedes leer la publicación original en este enlace.

[En Agencia Ocote estamos dando una cobertura especial a la crisis sanitaria provocada por la COVID-19. Revisa aquí todo lo que hemos publicado]

[Agencia Ocote forma parte de la red de fact-checking #LatamChequea, revisa acá las verificaciones de medios de toda Latinoamérica y España sobre el coronavirus]

TE PUEDE INTERESAR

Subir
La realidad
de maneras diversas,
directo a tu buzón.

 

La realidad
de maneras diversas,
directo a tu buzón.