SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Es falso que a los familiares de personas con COVID-19 “solo les avisarán que murió”

Estos días circuló por redes sociales una imagen que alertaba de que cuando una persona menor de edad se contagia de la COVID-19 es apartada de sus padres, y si fallece no se pueden despedir de ella. Las personas contagiadas son aisladas, pero el MSPAS dice que se pueden despedir de sus familiares, y si llegaran a fallecer, en el entierro pueden estar entre cinco y diez personas.

En redes sociales se ha compartido una imagen que supuestamente detalla el proceso a seguir para tratar a los menores de edad contagiados con COVID-19. De acuerdo con la imagen, …

En redes sociales se ha compartido una imagen que supuestamente detalla el proceso a seguir para tratar a los menores de edad contagiados con COVID-19. De acuerdo con la imagen, los pacientes serían aislados, sin posibilidad alguna de visitarlos mientras estén internados. Además, afirma que los padres no podrían despedirse de sus hijos y tampoco tendrían la posibilidad de estar en el entierro, en caso de que fallecieran. La imagen llegó a las redes sociales de Fáctica.

Algunos de los puntos de la imagen son ciertos, como el aislamiento de los pacientes y la prohibición de las visitas. En el discurso que pronunció el 13 de marzo en cadena nacional, el presidente Alejandro Giammattei explicó que se permitiría únicamente el ingreso de trabajadores del ministerio de Salud al Hospital de Villa Nueva, el centro médico que fue adecuado para recibir a personas contagiadas con COVID-19. Según Giammattei, se les solicitó a las fuerzas de seguridad que no permitieran la entrada a cualquier persona ajena.

Consultada por Fáctica acerca de la imagen que circula en redes sociales, Ana Lucía Gudiel, vocera del ministerio de Salud, explicó el protocolo para diagnosticar a una persona con COVID-19: “Primero se hace una prueba de descarte, para así desechar la posibilidad de que se trata de gripe común, influenza, o gripe H1N1. Si esta prueba sale negativa, se procede a hacer la prueba de COVID-19”. 

La prueba que se le hace al paciente consiste en un hisopado faríngeo, que se realiza únicamente si presenta síntomas como fiebre, dolor de garganta o dolor de cabeza. Esa muestra se envía al Laboratorio Nacional de Salud para que hagan la prueba. Este mismo protocolo aplica a los menores de edad.

Gudiel afirmó escuetamente que es falso que las personas con COVID-19 no puedan despedirse de sus familiares, aunque no indicó el protocolo a seguir si una persona es diagnosticada con la enfermedad y debe ser trasladada al hospital. 

En caso de que el paciente fallezca, dijo, las instrucciones indican que no es posible velar el cuerpo, pero que en el entierro pueden estar presentes entre cinco y diez personas.

También te puede interesar

CONTAMOS LA
REALIDAD DESDE MIRADAS DIVERSAS

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

ENCUÉNTRANOS EN NUESTRAS REDES

La realidad
de maneras diversas,
directo a tu buzón.