Después de las tormentas

El Congreso no paga la alimentación de los periodistas
Por:

Después de la propuesta de la diputada Vicenta Jerónimo, en que planteaba la eliminación del gasto en almuerzos presupuestados en el Congreso, y luego de la discusión que se generó; surgió un contenido en las redes sociales que cuestionaba el pago por la alimentación de los periodistas que cubren la fuente. En Fáctica verificamos que el Congreso asigna el 5.37% de su presupuesto a alimentos, del cual los periodistas no son beneficiados. Desde 2018, los periodistas no reciben almuerzo por parte de la institución.


La discusión, en medios de comunicación tradicionales y redes sociales, surgió cuando Jerónimo, de la bancada Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP), propuso en una reunión de jefes de bloque la renuncia a los almuerzos pagados por el mismo Congreso. Una propuesta que no recibió el respaldo de los demás diputados.

Mientras se discutía sobre este gasto en el Congreso, en redes sociales circuló una fotografía en la que un ujier lleva un plato de comida al palco de periodistas, sugiriendo que la prensa recibe también alimentación gratuita. La periodista Sofía Menchú explicó en un hilo de Twitter que la fotografía fue sacada de contexto, pues el Congreso no cubre la alimentación de quienes cubren la fuente. “Él insistió y ninguno de los colegas aceptó”, aseguró Menchú en referencia al ujier.

El presupuesto asignado al renglón de alimentos, del ejercicio fiscal 2020, es de Q5,015,000. Esta cifra es el equivalente al 5.37% del presupuesto total del Congreso (Q933,936,000). El rubro de alimentos cubre, según la Dirección de Comunicación del Organismo Legislativo, los almuerzos de los congresistas en reuniones específicas, las cenas del personal que se queda a trabajar fuera de horario laboral y el café que se sirve en la institución.

Según la Dirección de Comunicación, los almuerzos para diputados en sesiones parlamentarias son pagados con las cajas chicas de cada bancada. Es decir, que no son adjudicados a concurso, y que no queda registrado en el presupuesto general.

 

Alimentación Congreso
Infogram

En mayo de 2018, la Junta Directiva que presidió Óscar Chinchilla, del partido Compromiso, Renovación y Orden (CREO), eliminó la alimentación para los periodistas. “No era prioridad para ellos. Tampoco se cuestionó desde la prensa”, explica el periodista Joel Maldonado, quien cubre esta fuente.

La práctica de dar almuerzos era usual en el Congreso; cuando Roberto Alejos Cámbara presidió el organismo (2009-2012) solicitó, al iniciar su periodo, una lista con los nombres de periodistas que cubrían esta fuente. “Se creó un registro para hacer las convocatorias de forma directa. Se le pidió a los medios que enviaran una carta para saber quiénes cubrían la fuente. Y luego se utilizaron para ordenar la entrega de almuerzos”, explica Roberto Alejos. Al menos 40 personas, entre periodistas y comunicadores de instituciones, aparecen acreditadas para recibir alimentación.

La periodista Jessica Gramajo recuerda que mientras Alejos presidió, “si el Congreso mandaba a pedir pollo asado para el almuerzo de los diputados, también llevaban eso a los periodistas. Pero cada quien decidía si lo tomaba o no”. Gramajo agrega que antes de la lista de Alejos, la entrega de almuerzos era más informal y sin firmar.

Carlos Álvarez, periodista que cubría el Congreso hasta septiembre de 2019 , explica que un ujier no niega café o agua a nadie, pero opina que la desinformación que surgió en redes le parece maniquea. “Creo que solo querían molestar a los periodistas tras la propuesta de la diputada Jerónimo”, dice. Con el propósito de desviar la atención sobre el señalamiento ciudadano de los gastos del Congreso en alimentación.

Según el Sistema de Contabilidad Integrada (Sicoin) del Gobierno, el Congreso ha variado su gasto en alimentación en los últimos cinco años. Cifras que rondan entre los Q3 millones y los Q5 millones que se han presupuestado para el año 2020.

Los más recientes proveedores de alimentos, con adjudicaciones entre enero y febrero de 2020, han sido Elmer Rodríguez Ortega, Mónica Pernillo Domínguez, María Gómez Morales y Amanda Eloina Maldonado. Según Guatecompras, contratistas del Estado desde 2016. Además de la empresa Centro Hotel, S. A., con adjudicaciones en Congreso y otras instituciones desde 2011.

[¿Nostalgia por las cartas que nunca llegaron? Suscribete a El Correo de Agencia Ocote]

TE PUEDE INTERESAR

Subir
La realidad
de maneras diversas,
directo a tu buzón.

 

La realidad
de maneras diversas,
directo a tu buzón.